•  |
  •  |
  • END

En las cifras y los indicadores económicos del gobierno, la libra de frijol rojo sólo aumentó dos córdobas con 78 centavos entre agosto y septiembre pasado, aunque los comerciantes y consumidores se encontraron con otra realidad en los mercados y supermercados. El dato se desprende del último informe de la Canasta Básica que presentó ayer el Instituto Nacional de Información de Desarrollo, Inide.

De acuerdo con este documento que expuso el Inide en su sitio web oficial (www.inide.gob.ni), el precio oficial de la canasta básica urbana experimentó un incremento de 63 córdobas con 30 centavos en el último mes, con aumentos acentuados en el arroz, frijoles y azúcar.

El frijol rojo es el producto cuyo precio reporta mayor aumento. La libra de este grano se comercializó en 14.54 córdobas en septiembre, según Inide, que refleja un alza de apenas 2.78 córdobas con respecto a agosto, sin embargo, la escasez provocó precios de hasta 22 córdobas en los mercados.

Este dato permite prever cómo se están reflejando los indicadores del Banco Central de Nicaragua, pues dicho informe toma como referencia el Índice de Precios al Consumidor, IPC-BCN, que en este caso refleja que las variaciones entre agosto y septiembre, como en el caso de los frijoles, es inferior a los tres córdobas, pero la realidad en el bolsillo de los consumidores es muy diferente.

Panorama difícil
Tal ha sido la situación con el precio de este grano rojo, que el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Orlando Solórzano, expresó en los últimos días, que ya están en camino las importaciones de 40 mil quintales de frijoles, procedentes de Ecuador, China y Estados Unidos.

Solórzano también indicó que con la próxima cosecha de apante, que genera el 50 por ciento del frijol que se produce en Nicaragua, se espera que el precio tienda a la baja.

El problema es que los resultados de apante serán visibles hasta los primeros meses del próximo año, y las proyecciones del rendimiento de la cosecha de postrera que saldrá en este mes de noviembre no son muy alentadoras, ya que a las 100 mil manzanas que espera el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, se le debe restar las pérdidas normales de toda cosecha.

Y las importaciones, que según Solórzano “están en camino”, parecen no encontrar la ruta a territorio nicaragüense, a pesar que las primeras autorizaciones de importación datan del 21 de septiembre y, de acuerdo con el titular del Mific, los embarques con destinos más cercanos tardan alrededor de 20 días en llegar al país.

Según el Inide, la actual canasta básica de 53 productos, puede ser adquirida en los diferentes mercados capitalinos a un precio promedio de ocho mil 718 córdobas, es decir, 0.73 por ciento más que la lista de bienes y servicios del mes pasado, cuando la misma era cotizada en ocho mil 654.70 córdobas.

El incremento del valor total de esta canasta, está justificado por las fluctuaciones al alza de algunos alimentos básicos, derivados lácteos y productos perecederos.

Lo más caro de la canasta
Otro de los granos que en base al informe del Inide, percibieron un alza, fue la libra de azúcar al pasar de 6.05 córdobas a 6.11, así como el arroz que se oferta a 9.26 córdobas, con un aumentos de dos centavos por libra.

De los derivados lácteos, la libra de queso está recuperando su precio. Después de meses siguiendo una tendencia a la disminución, como consecuencia de la época lluviosa, ahora se encuentra a 30.87 córdobas la libra, lo que representa 4.37 córdobas más que el mes pasado cuando era ofertado a 26.50.

Con relación a los perecederos, la cebolla y el repollo reflejan aumentos en sus precios de 0.28 centavos y 1.20 córdobas respectivamente.

Lo que más bajó
La papa, los tomates, el ayote, la chiltoma, el plátano y las naranjas experimentaron una leve reducción en sus precios. Con respecto al informe del mes pasado, se nota una variación en el precio de la libra de tomate que bajó un córdoba con 95 centavos, al pasar de 8.08 a 10.03 córdobas.

Mientras tanto, la libra de chiltoma también disminuyó y ahora es comercializada a 24.66 córdobas, con una reducción de 2.81 córdobas.

El Inide publica estos datos en cumplimiento del artículo ocho de la Ley de Salario Mínimo, que establece que dicha institución, debe calcular y ajustar los precios de la canasta básica urbana en conjunto con el Ministerio de Salud, Minsa, y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.