Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de facto del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas Reyes, arremetió ayer contra el Obispo Auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, y contra el Obispo Emérito de Granada, monseñor Bernando Hombach.

Durante una entrevista en el Canal 12 de televisión, Rivas reaccionó violento por las últimas críticas que hizo monseñor Báez contra el Poder Electoral, y cuestionó la falta de democracia con la que, según él, se manejan las cosas a lo interno de la Iglesia Católica, como los nombramientos de los obispos y otras autoridades eclesiales.

“¿Cuánto tiempo tiene monseñor Silvio Báez de vivir en Nicaragua? ¿Conoce realmente nuestra situación o no la conoce, o simplemente se está dejando llevar por las visitas que a diario le hacen aquellas personas que son candidatos eternos a la Presidencia de la República y que hoy han querido endosar la candidatura a otra persona?”, cuestionó Rivas.

Iglesia Católica y Ejército, antidemocráticos

Según el funcionario --quien venció su período en el cargo en junio--, “la que menos puede hablar de democracia es la Iglesia Católica, que nos impone a los obispos”.

“(La Iglesia) nombra a los obispos de dedo, aunque ellos hagan sus consultas a lo interno, ellos utilizan el sistema de elección directa; el Ejército se inspira en la estructura de la Iglesia Católica que ya tiene dos mil años de existencia”, expresó Rivas.

Toda la hiel contra Hombach

El Obispo Emérito de Granada, monseñor Bernardo Hombach, no escapó a los ataques de Rivas, y acusó el prelado de haber protegido a un sacerdote supuesto pederasta. “A monseñor Hombach se le olvida cuando le ayudó a salir del país al sacerdote Federico Engels, un sacerdote que fue cuestionado inclusive por EL NUEVO DIARIO por todos los casos de pederastia en los que se vio involucrado… ¿Con qué autoridad moral puede estar hablando?”, dijo Rivas.

EL NUEVO DIARIO intentó comunicarse con monseñor Báez y con monseñor Hombach, pero no contestaron sus teléfonos personales.

A lo largo de sus ataques, Rivas habló de otros casos “escondidos” de la Iglesia Católica nicaragüense, pero sin mencionar nombres.

“Puedo mencionar el caso de un Obispo de la Diócesis de Chontales donde se vio involucrado en tramitar de forma unilateral el divorcio de un hermano de él, sin que se diera cuenta la esposa que vivía en Miami, y con la cual esta persona cohabitaba y vivía, y hasta al año se dio cuenta la esposa, la madre de sus hijos, de que había sido divorciada ayudada por esta persona”, expresó Rivas.

Son sus “pastores impuestos”

“Yo siempre callo y trato de callar y no decir estas cosas porque creo que escandalizan a nuestro pueblo. No quiero contraponerme a una posición de nuestros obispos que son los pastores que nos ha impuesto la estructura misma de la Iglesia Católica”, agregó.

Pese a los ataques, Rivas aclaró que existen otros obispos ejemplares, entre los que mencionó a monseñor Bosco Vivas Robelo y al cardenal Miguel Obando y Bravo.

Convocará a elecciones

Además, Rivas finalizó asegurando que el Consejo Supremo Electoral de facto convocará, en los próximos días, a elecciones nacionales para el próximo año.