•   BUENOS AIRES / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El líder peronista Néstor Kirchner, Presidente de Argentina entre 2003 y 2007, y marido de la mandataria Cristina Fernández de Kirchner, murió ayer a los 60 años en El Calafate (sur del país), a consecuencias de una crisis cardiaca.

El velatorio del hombre fuerte del Gobierno se realizará este jueves en la Casa Rosada, sede del gobierno, en el marco de tres días de duelo y una movilización de la central obrera CGT hacia la histórica Plaza de Mayo, para decirle adiós a quien defendían como heredero del tres veces presidente Juan Perón.

"¡Fuerza Sra. Presidenta!", decía un mensaje colgado de la verja de la Casa Rosada, donde la gente depositaba flores y acudía a rendir homenaje, mientras las banderas ondeaban a media asta.

El extinto era uno de los potenciales presidenciables para 2011, aunque el oficialismo mantenía el suspenso sobre el candidato.

Kirchner, cuya salud era frágil por dolencias cardiovasculares, falleció a causa de "un paro cardiorrespiratorio no traumático, y no respondió a las maniobras de resucitación básica y avanzada", dijo el comunicado oficial de la unidad médica presidencial, integrada por los médicos Luis Buonomo y Benito Alen González.

Murió junto a Cristina

Kirchner se encontraba con su esposa en la residencia familiar en la provincia patagónica de Santa Cruz. Aparte del velatorio del jueves no se conocen más detalles sobre las exequias, aunque la capilla ardiente funcionará en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos.

Su muerte conmocionó a Argentina, que se encontraba semiparalizada por un feriado decretado para realizar el censo nacional.

"Millones de lágrimas censadas", decía un cartel escrito a mano que quedó pegado entre centenares frente a la Casa Rosada.

En las redes sociales circulaba una convocatoria a homenajear a Kirchner la noche de ayer miércoles a las ocho de la noche, hora local, en la Plaza de Mayo, mientras que la CGT llamó a los trabajadores "a despedir a uno de los grandes hombres políticos de nuestro país" el jueves.

"Después de (Juan) Perón y Eva (Duarte de Perón) viene Néstor Kirchher, sin ninguna duda", dijo el líder cegetista Hugo Moyano.

"Se fue alguien indispensable. Nuestro país lo necesitaba tanto a este hombre que dio la vida por su país", dijo Estela Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, institución que logró avances en la recuperación de nietos robados en la dictadura (1976-1983) con apoyo del Gobierno.

El ex mandatario tenía dos hijos, Máximo de 32 años y Florencia de 19, fruto de su matrimonio con Cristina, a quien conoció mientras ambos estudiaban Derecho en la Universidad de La Plata (60 km al sur de la capital) y compartían la militancia en la Juventud Peronista en los tumultuosos años 70.

Sufría obstrucciones cardiovasculares

El diputado, líder del gobernante partido Justicialista y secretario general de Unasur, había sido intervenido este año por sendas obstrucciones cardiovasculares.

De carácter irascible e implacable con sus adversarios, Kirchner construyó su poder a fuerza de un estilo personalista.

Fue tres veces gobernador en los años 90 de su provincia natal de Santa Cruz, y en 2003 llegó al poder al vencer a otro ex presidente peronista Carlos Menem (1989-1999), quien se rehusó a enfrentarlo en segunda vuelta.

Su carrera política se cimentó sobre las cenizas de la peor crisis económica de la historia argentina en 2001, pero un estilo confrontativo sin concesiones lo llevó a perder en 2009 las elecciones legislativas en la estratégica provincia de Buenos Aires, pero obtuvo una banca de diputado.

"¡Nos sacamos de encima al FMI!", exclamó con euforia cuando a mediados de la década canceló toda la deuda con el Fondo Monetario Internacional, una de sus bestias negras, por unos 9,500 millones de dólares y en un sólo pago.

En un texto difundido por la Casa Blanca, el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que "Néstor Kirchner desempeñó un papel significativo en la vida política de Argentina y se había embarcado en un nuevo e importante proyecto con Unasur".

"¡Ay mi querida Cristina... Cuánto dolor!", escribió el mandatario venezolano, Hugo Chávez, en su cuenta de Twitter (@chavezcandanga).

"¡Qué gran pérdida sufre la Argentina y Nuestra América! ¡¡Viva Kirchner para siempre!!", añadió Chávez, un cercano aliado de los Kirchner.

"Siempre tuve en Néstor Kirchner un gran aliado y fraternal amigo", recordó el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, y destacó "su empeño en la lucha común en la integración sudamericana".

Lula y Chávez, entre otros jefes de Estado, anunciaron que llegarán a Argentina para las exequias.