•   Managua y San José  |
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua y Costa Rica entraron en una fase de tensión en sus relaciones bilaterales, luego que ayer las autoridades diplomáticas de ambos países intercambiaron notas de protesta. Primero, el canciller por la ley de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, exigió al gobierno tico detener la incursión de soldados de su país en territorio nicaragüense.

La nota de protesta enviada ayer por el canciller nicaragüense por la ley, Manuel Coronel Kautz, al ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, René Castro Salazar, señala que el gobierno de Nicaragua “expresa su más enérgica protesta por las reiteradas violaciones de tropas de las Fuerzas Armadas costarricenses a territorio nicaragüense. El gobierno de Nicaragua exige que hechos como este no vuelvan a repetirse”.

La protesta se refiere al ingreso ilegal --aparentemente accidental--, de dos guardias ticos a territorio nacional y que fueron detenidos por efectivos del Ejército de Nicaragua.

“Nuestro gobierno rechaza la incursión en días pasados a territorio nicaragüense, de dos oficiales armados del OIJ (Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica), quienes fueron detenidos durante actividades de vigilancia fronteriza y devueltos a las autoridades costarricenses”, se lee en la nota de la Cancillería nicaragüense.

Sobre la draga

La nota de protesta nicaragüense es en respuesta a la también protesta que hizo Costa Rica en días pasados por la supuesta incursión de una draga a territorio tico.

“Me refiero a la nota DM- 412-10 del 21 de octubre de 2010 dirigida por la Ministra a.i. del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, al Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos López, relacionada con las obras de limpieza del río San Juan. El Gobierno de Nicaragua rechaza categóricamente las afirmaciones contenidas en dicha nota diplomática, ya que todas las actividades dirigidas a la lucha contra el narcotráfico, así como la limpieza del río San Juan, se han realizado en territorio nicaragüense, conforme a los derechos establecidos en el tratado de límites Jerez-Cañas y demás instrumentos, Laudo Cleveland y Laudos Alexander”, se lee en la nota de protesta nicaragüense.

En la nota, “el gobierno de Nicaragua propone que en la Comisión Binacional se retomen a lo inmediato las acciones de densificación y señalamiento de los hitos fronterizos (amojonamiento), conforme a los derechos establecidos en el Tratado de límites Jerez Cañas y sus instrumentos Laudo Cleveland y laudos Alexander”. Además, el gobierno de Nicaragua reiteró que “continuará con las labores de limpieza en el río San Juan y resguardará los límites y soberanía de Nicaragua”.

Lo que vicecanciller esperaba

En tanto, en San José, el vicecanciller Carlos Roverssi, reiteró que su gobierno continuaba a la espera de una respuesta nicaragüense a la protesta del gobierno de Costa Rica, por el presunto abuso por parte de Edén Pastora, quien durante el dragado del San Juan, habría incursionado ilegalmente en territorio tico. La nota de Nicaragua soslaya este asunto.

“Podríamos presumir que (Pastora) está actuando abusivamente y esperamos que el gobierno de Nicaragua nos lo aclare”, expresó Roverssi durante una comparecencia en Casa Presidencial, en la que reiteró violación de la soberanía costarricense por parte de Nicaragua, poco antes de que se conociera la nota de respuesta nicaragüense.

Además, Costa Rica evalúa la posibilidad de llevar el caso a organismos internacionales, como el Sistema de Integración Centroamericana, SICA; la Organización de Estados Americanos, OEA, e incluso, la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Por su parte, el diputado opositor tico Claudio Monge, calificó de “blanda” la posición de la Cancillería, e incluso reprochó al vicecanciller Roverssi que esté más interesado en ver un partido del Real Madrid en España, que asuntos como el nuevo diferendo con Nicaragua.