•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

El ex presidente tico Abel Pacheco, quien dirigió su país entre 2002 y 2006, criticó al proyecto minero Crucitas y también ha fundamentado la solicitud de ambientalistas para que el actual gobierno elimine un decreto que declara de interés nacional a la mina.

Las críticas contra el proyecto también las vertió la Pastoral Social de la Iglesia Católica, por medio del Obispo de Alajuela, Ángel San Casimiro, en una carta que a la vez felicita y respalda a los jóvenes que mantienen una huelga de hambre frente a la Presidencia solicitando la eliminación del decreto.

Durante su gobierno, Pacheco decretó una moratoria a la minería a cielo abierto, pero en el siguiente mandato, el de Óscar Arias Sánchez, se derogó, y el entonces presidente emitió otro en el que declaró de interés nacional a Crucitas.

“¿Cómo puede ser de interés público la destrucción de todo las áreas de nuestros bosques, de toda la fauna? ¿Cómo puede ser de interés público el envenenamiento con metales pesados, con cianuro, el envenenamiento de las futuras generaciones? ¿Cómo puede ser de interés público la destrucción de los mantos acuíferos, hoy que el mundo está al borde de la desesperación por falta de agua? ¿Cómo podría ser eso de interés público?”, criticó el ex mandatario.

“Cualquier día nos capan”

“A como están las cosas, cualquiera de estos días decretan de interés público que nos capen a todos y hasta ahí llegamos”, añadió.

Pacheco se reunió la noche del lunes con el vicepresidente Alfio Piva, para plantearle la derogación del decreto que avaló la minería, emitido por Arias hace dos años.

“Aquí tiene que haber presiones políticas, en una situación que es tan clara para nosotros, los costarricenses, o será que tenemos tan flaca memoria y se nos olvida lo que acaba de pasar en Miramar (otra minería en el país); acabamos de tener una tragedia ecológica y la compañía minera desapareció, y todos aquí parecen haber olvidado el asunto, algo está ocurriendo en este país, yo no sé si hay una autoridad política superior, o qué es lo que está ocurriendo”, explicó.

Por su parte, la Pastoral Social dijo compartir con los huelguistas la solicitud de derogación del decreto número 34801-Minaet.

Hasta ayer, miércoles, los jóvenes David Rojas y Andrés Guillén se mantenían en huelga de hambre frente a la Presidencia. Un día antes, Rosibel Porras, la única mujer que aún se mantenía en huelga desde el 8 de octubre, sufrió un desmayo y depuso la protesta para ser trasladada al hospital.