•  |
  •  |
  • END

Bluefields / END

El fiscal regional del Caribe Sur, Gerardo Suárez, interpuso ayer una acusación en contra de Agustín Reyes Aragón, por los delitos de coautor de crimen organizado, cooperador necesario con el tráfico ilegal de sustancias prohibidas y facilitador del avituallamiento de la banda “los Tarzanes”, vinculada al narcotráfico internacional.

Suárez dijo que el Ejército de Nicaragua, la Fuerza Naval y la Policía Nacional tienen pruebas suficientes y vinculantes que indican que Reyes Aragón es el que financia y facilita el transporte de droga, armas y combustible a la red de los “Tarzanes”, para desarrollar las acciones ilícitas en la región.

A Reyes se le vincula con el decomiso de un lote de 49 fusiles de asalto marca FAL y más de 40 cargadores a granel para este tipo de armas, que fueron encontrados en Feal Cay, al noroeste de Laguna de Perlas, en abril de 2009, donde cinco desconocidos las dejaron tras huir en una lancha, luego del intercambio de disparos con la Policía.

También se le relaciona con la incautación de 250 kilogramos de cocaína en una operación realizada en la Isla Zapatera, en el Lago Cocibolca, a finales del año pasado.

Los hondureños

El Ejército de Nicaragua capturó a seis hondureños que mantienen prisión preventiva: Carlos Alberto Barrientos López, de 29 años; Policarpo Casildo Blanco, de 33; Pedro Alberto Ortega Ramírez, de 20; José Israel Ayala Fúnez, de 45; Lorenzo Casildo Álvarez, de 27, y Rafael Antonio García Rivera, de 38 años. A éstos se les incautó armas de fuego, combustible y lanchas con las que supuestamente aseguraban la provisión al narcopersonal y traslado de droga.

Nicaragua solicitó a las autoridades de Costa Rica su colaboración para capturar a la banda “Los Tarzanes”, que opera en ese país, Honduras y Nicaragua, y está integrada por Agustín, José, Inocente, Silvio, Alejandro, Simeón, Eladio, todos de apellido Reyes Aragón y de nacionalidad nica.


Ministro tico alega contradicción
Hace unos días, el ministro de Seguridad de Costa Rica, José María Tijerino, consideró el tema una cortina de humo, porque según el, esto se realizó días después de que denunciaran que el dragado que realiza Nicaragua en el río San Juan, provoca daños a su territorio, por supuestamente depositar sedimentos en la cuestionada finca de los Aragones, ubicada en la margen sur del río San Juan, hecho que no ha sido comprobado.

El ministro Tijerino aseguró haber encontrado contradicciones sobre la captura de seis hondureños en el Caribe sur de Nicaragua.

Según el funcionario, en la solicitud de colaboración la Policía Nacional para detener a “Los Tarzanes” indica que la captura de los hondureños ocurrió en Punta Roca, al norte del río Maíz, en territorio nicaragüense.

Pero el fiscal Gerardo Suárez, al introducir la acusación en contra de Agustín Reyes Aragón, dijo que la operación se realizó en dos momentos: “(A los seis hondureños) se les captura en Punta Roca, al norte del río Maíz, (Atlántico Sur), pero al aplicarse el interrogatorio, se encontró que tenían la otra base en San Juan de Nicaragua, en la finca de Agustín Reyes”.

En el operativo, ejecutado al sur del río Maíz, a más de 60 kilómetros de Bluefields, participaron 84 miembros de la Fuerza Naval, Comando de Operaciones Especiales, Fuerza Aérea y Destacamento Militar Sur, todos del Ejército de Nicaragua.

Las fuerzas militares incautaron dos lanchas rápidas, con tres motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza, y otra pequeña embarcación rápida tipo Eduardoño, con dos motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza.

También ocuparon 16 barriles para almacenar combustibles, con capacidad de 60 galones cada una, cinco fusiles AK y un fusil CAL.