•  |
  •  |
  • END

Hasta las últimas consecuencias aseguraron que llegarán tanto Esteban Hernández como su hija Fátima, que se encuentran en huelga de hambre, si el condenado por violación Farinton Reyes, ex trabajador de Migración y Extranjería, es absuelto a petición de la que se supone debería ser la parte acusadora, que es el Ministerio Público.

“Yo seguiré defendiendo a mi hija y exigiremos que Montenegro sea procesado por injurias y calumnias contra Fátima Hernández”, expresó el señor Hernández, refiriéndose a las insinuaciones que éste hizo de ella en el Tribunal de Apelaciones, cuando solicitó la admisión de la apelación a favor del condenado, porque ahora el fiscal consideraba que existen muchas dudas razonables en un caso que su institución ya había ganado con la condena de ocho años para el violador.

El padre de la víctima dijo que la población “no puede seguir permitiendo que los señores del Ministerio Público hagan lo que les da la gana, ni que sigan tapando delincuentes”.

“Aquí la lucha continúa. Si el día de mañana se da una sentencia a favor de Farinton Reyes, tanto yo como mi hija vamos a morir frente a la Corte Suprema de Justicia. A ver si es que hasta entonces el gobierno de Nicaragua hace algo”, aseguró, recordando que si la mayor autoridad de este país dijo que había suficientes pruebas contra Farinton Reyes ante los cargos de violación, ¿qué más se está esperando que se diga cuando quedó demostrada su culpabilidad ante un juzgado y fue condenado? ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿Hasta que Fátima Hernández sea cadáver?, se preguntó el padre de la joven.

Podrían acusar al Estado de Nicaragua

Fátima Millón, en representación de la Red de Mujeres contra la Violencia, señaló que el caso será interpuesto ante una delegación del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, IIDH, que próximamente visitará Nicaragua. Por lo que se estudia la posibilidad de acusar al Estado de Nicaragua ante instancias internacionales de derechos humanos.

“Todo indica que se favorecerá al victimario. Por lo que esperamos agotar todas las instancias legales antes de interponer la denuncia internacional”, expresó Millón, quien a pesar de esto instó a las mujeres a que denuncien a sus victimarios.

La licenciada Walkiria Huete expresó que sostendrán el acompañamiento a Fátima Hernández, ya que está demostrado que no hay seguridad legal para las mujeres, cuando hay intereses particulares de por medio.

Mientras tanto, ayer, en su tercer día de huelga de hambre, Fátima presentó fiebre y debilidad en las piernas, por lo que ya está en cama, aunque todavía no necesitaba médico y podía soportar un poco más, aseguró Esteban Hernández, su progenitor.