•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Dolor de cabeza, cuerpo tembloroso y fiebre son los síntomas que Fátima Hernández presenta hoy, en su cuarto día de huelga de hambre frente a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), en presión para un fallo apegado a derecho en el caso de su violación.

Fátima inició la huelga el martes pasado después de conocer que el Ministerio Público cambió su discurso y en vez de respaldarla a ella, alegó dudas razonables a favor del procesado Farinton Reyes, solicitando prácticamente su libertad durante la Audiencia de Apelación en los Tribunales de Managua.

Pese a este espaldarazo, en las afueras del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) se encontraban los familiares de Reyes exigiendo su libertad a los magistrados Noel Napoleón Pereira, Norman Miranda y Mario Miranda. Xiomara Larios, madre del procesado por violación, declaró esta mañana que igual que Hernández se irá a huelga de hambre si a su hijo se le niega el derecho de apelación.

De su lado, Nubia Cabezas, directora de Relaciones Públicas del TAM, aseguró que el doctor Napeléon Pereira, de la Sala Penal Dos, le informó que el caso todavía está en estudio y que no van a someterse a presiones de ningún tipo.

Farinton fue declarado culpable por el delito de violación en perjuicio de Fátima hace dos meses y fue condenado a ocho años de cárcel.