•  |
  •  |
  • END

El panorama luce cada vez más sombrío para el pelotero nicaragüense Gustavo López, quien viajó con la Selección Nacional de Béisbol a Taiwan.

Ayer, medios de comunicación taiwaneses informaron que el jugador pinolero fue trasladado bajo prisión preventiva a un centro penitenciario de la ciudad de Taichung, acusado por presunta violación a una mujer de ese país asiático.

La información refleja que el Tribunal de Distrito de Taichung dio su visto bueno para que el receptor nicaragüense, Gustavo López, fuera admitido a la penitenciaría de esa ciudad, donde de inmediato le entregaron una vestimenta verde con su respectivo número de identidad de reo.

El acusado se mantendrá ahí hasta mañana que se realice una audiencia para ver su caso, y la posibilidad de enjuiciarlo. “Él comparecerá ante el juez este domingo 31 de octubre para revisar si las pruebas que se tienen ameritan llevar el caso a juicio”, indicó a los medios de comunicación, el fiscal de Taichung, Wu Tzu Yen.

Frente a frente con acusadora

En la audiencia de este fin de semana, las autoridades colocarán frente a frente al acusado, Gustavo Horacio López, y a la jovencita que supuestamente fue violada, para así determinar la fecha de un posible juicio.

Pero hay una situación que tiene muy preocupadas a las autoridades nacionales que encabeza el embajador en Taiwan, William Tapia, a los técnicos del equipo y al delegado Edgar Matamoros, y es la actitud intransigente y despectiva que mostró López hacia la taiwanesa en la primera comparecencia.

Los delegados seguirán con sus gestiones para tratar de ayudar al pelotero nicaragüense y ver si es posible que regrese con el equipo el martes 2 de noviembre a las 9:00 de la mañana cuando aterricen en el Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”. No obstante, el caso pinta delicado para lograr esas pretensiones.

¿Y la Feniba?

También intentamos conseguir la versión del presidente de la Federación Nicaragüense de Béisbol Asociado (Feniba), comisionado Adolfo Marenco, pero fue imposible localizarlo.

Con Gustavo López detenido, los entrenamientos y los juegos de la Selección de Nicaragua, se ha convertido en el centro de atención de los medios de comunicación local, pues en cada movimiento del equipo llegan decenas de periodistas y fotógrafos que tratan de obtener algunas reacciones de los nicas, sobre todo con el manager, Julio Sánchez.

El acoso ha sido tal, que la Policía taiwanesas tiene que acompañar a la selección con una gran cantidad de efectivos para evitar el contacto de los periodistas con los miembros del equipo nacional que está participando en la Copa Intercontinental.