Edith Pineda
  •  |
  •  |
  • END

La toga y el birrete, atuendo característico de los actos de promoción de nivel escolar, podrán ser omitidos en las escuelas públicas del país, o al menos ya no deberán ser impuestos como la vestimenta obligatoria para asistir a ese tipo de ceremonias escolares.

Tampoco serán de cumplimiento obligatorio las contribuciones relacionadas con el montaje y organización de esas actividades que, históricamente, han representado una carga extra para los padres de familia con escolares en esa etapa.

Celebraciones y demás podrán hacerse sin que ello implique un compromiso de las autoridades al frente de los centros escolares públicos, dice la más reciente resolución del Ministerio de Educación, Mined.

La institución decidió que los “actos de promoción de los centros educativos públicos para los distintos niveles, no deben significar costo alguno”, advirtiendo que “ninguna autoridad del Mined podrá verse involucrada en actos que contravengan” la disposición, y que dejan a libre elección de las familias y de los estudiantes el cómo vestir para asistir a esos eventos académicos.

Según expresa la comunicación oficial, la decisión fue tomada en correspondencia a la Política Educativa del gobierno “enfocada en garantizar el acceso y gratuidad de la educación, eliminando cualquier forma de exclusión del derecho de las niñas, niños, jóvenes y adultos a la educación, por razones económicas en los centros públicos”.