•   SAN PEDRO DE SULA / PERIÓDICOS DE HONDURAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Al menos 14 personas fueron acribilladas la tarde de ayer sábado en un sector de la Rivera Hernández en San Pedro Sula, norte de Honduras.

Las víctimas se encontraban en un campo de fútbol en la Colonia Felipe Zelaya, cuando varios sujetos llegaron y abrieron fuego.

Familiares y amigos de los infortunados lloraban desconsolados, mientras llegaban agentes de la Policía Preventiva y de investigación.

Al lugar se presentó el viceministro de Seguridad, Armando Calidonio, quien inicialmente había asegurado que eran diez las víctimas y confirmó varias personas gravemente heridas, cuatro de las cuales fallecieron cuando eran trasladadas al hospital de aquella ciudad.

La escena del crimen fue acordonada mientras se hacía el reconocimiento de los cuerpos y se recogían elementos que servirán para la investigación del hecho.

Testigos relataron que las víctimas se encontraban en el lugar con la intención de jugar fútbol, como lo hacían de costumbre.

Hasta el momento se desconoce la identidad de los fallecidos, sólo se logró conocer el nombre de José Danilo Acosta, por confirmación de un familiar que lamentaba la tragedia.

Según Calidonio, se han dado instrucciones para que la Policía realice operativos en las principales calles del departamento de Cortés, para dar con el paradero de los responsables.

Atacados a mansalva

De acuerdo con un informe preliminar de la Policía Nacional, varios individuos abrieron fuego en contra de los jóvenes cuando se celebraba un partido.

Ocho personas más fueron trasladadas de emergencia al Hospital Mario Catarino Rivas, sin embargo, cuatro de ellas fallecieron en el centro, además de las diez que murieron en el campo. La Policía no ha dado la identidad de ninguno de ellos.

De acuerdo con el vocero policial, Juan Trochez, los “desconocidos se dirigieron al grupo y les dispararon de forma indiscriminada al grupo”.

Vecinos en el sector relataron a periodistas que los individuos habrían salido de un busito fuertemente armados con AK-47, y luego se dieron a la fuga en el mismo vehículo, sin embargo, se investiga si éste fue abandonado minutos después.

Hacia las 3:40 de la tarde de ayer sábado se estaba a la espera de las autoridades de Medicina Forense para hacer el levantamiento de los cuerpos.

De momento se desconoce el móvil del crimen. Sin embargo, Calidonio indicó que podría deberse a un “ajuste de cuentas” o a una enemistad fuerte en contra del grupo.

En los últimos meses se han dado varias masacres, especialmente en la zona norte del país, y concretamente en San Pedro Sula.