•  |
  •  |
  • END

Su abuela fue una activista conservadora que lo llevaba a los mítines políticos donde conoció las primeras letras del antisomocismo con que aprendió a leer las injusticias y el autoritarismo, lo que le sirvió de base para militar en la Juventud Obrera Católica (JOC), antesala para participar en la formación del Movimiento Sindical Autónomo de Nicaragua (Mosan).

Ésta puede ser una de las tantas introducciones que explicarían en parte los motivos de Donald Castillo Orozco en esta vida. Pero aún, ahora con tantos calendarios encima, también podríamos empezar así: Donald Castillo Orozco lidera una organización que aglutina a 40 mil adultos mayores, en Ajupin, una organización nada agradable para el presidente del INSS, Roberto López. Sindicalista, férreo luchador por las libertades públicas, fue además miembro del Consejo de Estado como suplente de Carlos Huembes, veterano líder de la CTN.

Nació en la hacienda Las Delicias, de las Sierras de Managua, el 11 de mayo de 1938.

Su padre, Donald Jesús Castillo Gaitán, fue un guardalínea de telecomunicaciones. Su progenitora fue Josefa Isabel Orozco Bravo.

Entre 1954 a 1960 trabajó en el Departamento de Carreteras. Luego se pasó a la Compañía Automotriz, ya que aprendió a trabajar con el kardex (lo que podría compararse con las computadoras de la época) y llevar así el control de todos los artículos y repuestos.

Sus primeros pasos en política

En 1957 comenzó a dar sus primeros pasos en la política cuando ingresó a la Juventud Obrera Católica (JOC), donde recibió una formación de corte cristiano, “porque lo que hacíamos era resolver la problemática de la juventud de acuerdo con lo que nos decía el mensaje evangélico”. Trabajaban con un método que contenía los pasos siguientes: ver, juzgar y actuar.

En 1960 se contacta con ex miembros de la JOC, y el 6 de septiembre de 1962 “constituimos el Movimiento Sindical Autónomo de Nicaragua (Mosan), el que hizo la primera huelga legal en Nicaragua, en 1964 con el caso de la Singer”.

“Logramos que reintegraran a 40 trabajadores que habían sido despedidos ilegalmente”. En 1969 se traslada al movimiento sindical como Secretario de Capacitación del Mosan para darle orientación y estrategia sindical a los trabajadores, líneas de trabajo y estrategia sindical que siempre la ha llevado la Central de Trabajadores de Nicaragua (CTN).

Hecho histórico

Recuerda Donald la huelga que se hizo en la mina de Santa Rosa del Peñón, donde la Guardia Nacional asesinó a Lidia Maradiaga, “por querer salvar a un compañero que andaba asesorando el sindicato del yeso en esa localidad”.

“Ella, por salvar a Amadeo Vanegas para que no lo matara la Guardia Nacional, lo sacó por veredas, y cuando venía de regreso, frente al cementerio, la estaban esperando unos hombres que la asesinaron de siete machetazos. Lidia era la presidenta del sindicato de la mina del yeso y la única que sabía leer y escribir”.

Entre 1973 y 1974 el movimiento sindical lleva a cabo otra de las grandes huelgas general y nacional de los trabajadores de la salud, donde participaron el personal menor, el técnico, el administrativo, el personal médico, paramédico, tecnólogos y los especialistas.

Diferencias entre jubilado y pensionado

Aclaró que jubilados son todos los que llegan a los 60 años, y no son todos los que tienen una pensión en el INSS, “y por eso, en nuestra personalidad jurídica, nosotros incluimos que pueden ser miembros de la organización todos los adultos mayores que tengan o no pensión”.

En el caso de los pensionados, está referido al Seguro Social y son por vejez, por enfermedad, por invalidez, por viudez y por orfandad, “por eso la organización abarca a jubilados y pensionados”.

Dijo que Ajupin es independiente de cualquier partido político, Iglesia y de cualquier gobierno “venga quien venga” y es con ellos con los que vamos a negociar y podríamos decir que es nuestra contraparte”.

Primer frente de lucha

La organización que lidera Donald tiene dos frentes de lucha: uno con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, “donde estamos luchando por el artículo 49 que dice: --los trabajadores que cotizaron al Seguro Social y cumplieron los 60 años y no llegaron a las 750 cuotas, tienen derecho a una pensión reducida del 40% de acuerdo con su salario prescrito, con sólo 250 cuotas, que son cinco años cotizados.

“Esa es la pensión reducida de la vejez que no la han estado pagando hace 16 años porque anularon el artículo 56 del reglamento (durante la administración de Violeta Chamorro). “Desde el tiempo de doña Violeta hasta el gobierno de Enrique Bolaños alegaban que estaba derogada la pensión reducida --o sea el artículo 49 de la ley Seguridad Social--”.

Segundo frente de lucha

Un segundo frente de lucha es con el Ministerio de la Familia, porque hasta este momento no se ha hecho nada sobre la Ley del Adulto Mayor (Ley No. 720) que se aprobó y entró en vigencia el pasado 14 de septiembre.

“Ni siquiera el carné --que manda la legislación-- ha elaborado el Ministerio de la Familia con los pensionados, “mucho menos poner en práctica todo lo que dice la ley”.

Resultados de la lucha

Producto de las luchas que Ajupin viene haciendo nació la Farmacia “Simón Bolívar”, la que complementa el medicamento que no hay en la clínicas previsionales privadas. También los pensionados están recibiendo el servicio de la óptica del Seguro Social.

Recordó Donald que también se ha planteado reformas a la Ley No. 974, ley actual del Seguro Social, “porque el 12 de mayo de 2005 se aprobó la Ley 539 y el 10 de enero de 2008 la declaró inconstitucional la Corte Suprema de Justicia”.

“Creemos que la CSJ declaró inconstitucional la ley, porque había dos artículos que los obligaba tanto al Estado, el gobierno y el INSS a que resolvieran los problemas. Decía uno de los artículos que el Estado le debía pasar 377 millones de córdobas anualmente al Seguro Social de la deuda eterna”.

“Lo otro que decía que todas las instituciones del Estado, ministerios, entes autónomos, alcaldías el Ministerio de Hacienda, les descontara de las partidas que le dan la cuota patronal y laboral para que se la entregaran al Seguro Social. Nosotros creemos que por eso la declararon inconstitucional porque no les convenía”, dijo.

Indicó que desde el 9 de noviembre de 2008 “estamos exigiendo reformas a la Ley, pero a pesar de que la iniciativa está introducida en la Asamblea Nacional”, los “Padres de la Patria” jamás la han tocado debido a la politiquería en que vive enfrascado ese poder de Estado.

Un fenómeno que está produciéndose es que en la parte central del país se ha disparado la afiliación a Ajupin. El próximo 30 de noviembre se formará la Coordinadora de la Zona Central de Nicaragua de los adultos mayores, jubilados y pensionados. Para hoy domingo está prevista la realización de una asamblea de la organización en Nandaime donde habrán nuevas afiliaciones de pensionados y no pensionados.

Le doblaron el brazo a somoza

Esta huelga médica paralizó el país por dos meses. Somoza metió esquiroles en los hospitales para tratar de solucionar alguna parte, pero nunca pudo dar respuestas, y al final tuvo que negociar un convenio colectivo para todos los trabajadores de la salud.

La huelga fue histórica, porque a pesar de que el Código del Trabajo no permitía introducir ningún pliego de peticiones a nivel nacional, solamente por empresa, “esa vez lo logramos a favor de todos los trabajadores de la salud”.

En 1975 “hacemos el trabajo más fuerte, y tuvimos a Manolo Morales como asesor jurídico, y a Donald Castillo como asesor sindical, y así comenzamos a promover lo que hoy se llama Fetsalud. Nosotros constituimos la Federación de Trabajadores de la Salud para poder llevar a cabo todas las luchas”, dice Donald.

“Fetsalud fue constituida y organizada por el Mosan y la CTN, lo que fue una lucha histórica muy grande”, dice Donald, quien continuó en el movimiento sindical.

Sigue desde la Central de Trabajadores de Nicaragua organizando a los adultos mayores desde 2003. “En ese año constituimos la Asociación de Jubilados y Pensionados Independientes de Nicaragua (Ajupin).