•   SAN CARLOS / RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Reacciones en defensa de la Isla Calero como parte del territorio nacional y toda el área del Río San Juan que Costa Rica está pretendiendo, y hasta consignas como “la soberanía no se discute; se defiende con las armas en la mano”, es parte de las reacciones de los riosanjuaneños ante el conflicto creado por la vecina del sur, debido al dragado que lleva a cabo Nicaragua. Los riosanjuaneños aplauden la voluntad del gobierno de recurrir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

“El comentarista e historiador Carlos Corea dijo que está impresionado por la alharaca y el despliegue tico”, al señalar la pretensión de Costa Rica de apropiarse del río.

“Sabían que al desviar las aguas del San Juan con el dragado del río Colorado, nuestro río se iba a secar y ahora pretenden decir que ese territorio es de ellos”, expresó.

Expansionismo tico-colombiano

La postura de la presidenta Laura Chinchilla para responder al llamado de diálogo y entendimiento, a fin de delimitar la frontera, “obedece a una estrategia de expansionismo colombo-costarricense para apropiarse de fronteras marítimas y terrestres de Nicaragua. No les conviene que haya amojonamiento en la frontera”, apuntó el docente.

Othmar Javier Gómez reconoció la posición digna del gobierno nica al asumir la defensa del derecho soberano en áreas donde las malas prácticas agropecuarias del territorio vecino han creado la acumulación de sedimentación.

“Los daños ambientales que nos ha causado Costa Rica son evidentes, no sólo sobre el San Juan, sino también en sus afluentes y en el humedal Los Guatuzos”, aseveró Gómez.

El empresario Iván Florián consideró que “Costa Rica está tirando una piedra para ver qué agarra, pues han sacado provecho, como ocurrió con el dragado del Colorado, pero ¿por qué el gobierno tico rechaza el diálogo propuesto por Nicaragua? Somos gente de paz; no queremos guerra”, afirmó.

Jimmy Manzanares instó al gobierno de Chinchilla a “evitar la violencia, dado que ese despliegue militar es una provocación”, y pidió al gobierno a mantener la firmeza frente a la defensa de nuestra soberanía”.

Danilo Quant consideró contraproducente que tras desmantelar una base de operaciones del narcotráfico en territorio nuestro, Costa Rica lo reclame como suyo y no tenga una posición digna y responsable con el compromiso de Chichilla de luchar contra el crimen organizado y el narcotráfico.

“La mandataria debería reflexionar y actuar con cordura respondiendo al llamado para delimitar la frontera”, expresó Quant. Ernesto Briceño añadió que basta apegarse al Tratado Cañas-Jerez y los laudos Cleveland y Alexander, para demostrar el derecho de Nicaragua al dragado de su río.

“No instamos a la guerra, pero la movilización militar de Costa Rica en nuestra frontera nos lleva a recordar: la soberanía de un pueblo no se discute; se defienden con las armas en la mano”, puntualizó.