•  |
  •  |
  • END

La denuncia que Costa Rica interpuso en la OEA sobre una supuesta incursión del Ejército nicaragüense en su territorio, es para cubrir una vieja pretensión de algunos sectores de ese país en apoderarse del Río San Juan y ahora tratar de evitar el dragado que el gobierno realiza en esa afluente que forma parte de Nicaragua.

Así lo expresó ayer a EL NUEVO DIARIO uno de los expertos en cartografía y autor de varios estudios sobre el río San Juan, Orient Bolívar Juárez.

“Desde el siglo XIX ha estado en la mira del Estado de Nicaragua hacer ese dragado, eso fue planteado desde la época de José Santos Zelaya, y antes de esta Administración hubo especialistas, entre ellos el ingeniero alemán Maximiliano von Sonnenstern, que plantearon la necesidad imperiosa de dragar el río San Juan”, afirmó.

El también historiador y ex Secretario General de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua recordó que en aquellos años se dejaba transcurrir mucho tiempo para llevar a cabo el dragado, “pero no es un tema nuevo”.

“Nunca se había despertado la sensibilidad de Costa Rica, como lo ha hecho ahora, y quizás eso es una forma de presión para frustrar el plan estratégico de la limpieza del San Juan en su desembocadura”, agregó Juárez.

Sedimentos forman islotes

Dijo que no hay una porción del territorio de Nicaragua “mejor conocida en términos geográficos y cartográficos que el Río San Juan por parte nuestra. Se conocen las profundidades, la velocidad de las aguas, la formación de los islotes, la desintegración de los mismos”.

“La formación de los islotes se debe a la acumulación de los sedimentos, y ha habido algunos grandes que han desaparecido”, dijo el especialista en una clara repuesta al las autoridades costarricenses que el martes alegaron ante la televisión costarricense de que efectivos de las fuerzas armadas de Nicaragua se habían posesionado de una supuesta isla de Costa Rica.

“El desvío de las aguas del Río San Juan al Río Colorado se produjo porque un islote que existía ahí, en un invierno muy fuerte y caudaloso se desintegró, debido a que un norteamericano que vivía en esa localidad, taló los árboles que le daban solidez al islote y la gran crecida del San Juan lo desintegró”, dijo el experto, autor de varios libros sobre cartografía.

Pretensión tica de ampliar frontera

“No es un secreto que Costa Rica siempre ha tenido la pretensión de ampliar sus fronteras en el norte lo más que pueda, en dirección hacia el Gran Lago de Nicaragua. Esto es algo recurrente en la historia desde la época de la guerra nacional y cuidado desde antes”, dijo Juárez con respecto al dominio y control sobre la ruta de navegación del río San Juan.

Dijo el especialista que Costa Rica ha hecho una gran propaganda sobre el dragado del río San Juan, y “eso ha sido sobredimensionado”, y es probable que sectores del gobierno de la presidenta Laura Chinchilla estén interesados en provocar un conflicto con Nicaragua y ver si se apoderan del río, tal como hace muchos años lo hicieron con la provincia de Guanacaste.

Juárez dijo que fue correcta la decisión del presidente Daniel Ortega de recurrir ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya ante el conflicto generado por el gobierno costarricense, ya que ese es el tribunal competente y demuestra que Nicaragua ha actuado en apego a las normas del derecho internacional.