•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, pidió hoy a Nicaragua que retire sus tropas de territorio costarricense y declaró que Panamá apoya a Costa Rica porque no se puede permitir que un país pueda "irrumpir" por la fuerza en otro. "Le hago un fuerte llamado a Nicaragua de que retire sus tropas y que se sienten a dialogar, a conversar, pero no se puede invadir un país pacífico como Costa Rica como se hizo", señaló Martinelli en declaraciones a periodistas en los actos de celebración de las fiestas del emblema nacional.

Martinelli rechazó que un país "por la fuerza pueda irrumpir en otro país usando medios no tradicionales" en alusión a Nicaragua.

Costa Rica y Nicaragua mantienen una disputa con acusaciones mutuas de ingresos ilegales de tropas del otro en territorio propio, con Isla Calero, en la zona fronteriza del río San Juan, como punto central de la disputa que ha llegado a la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Costa Rica cuenta con todo nuestro apoyo. No podemos permitir que ningún país (...) irrumpa con fuerzas militares, usando a terceras personas pero con el apoyo solapado del Estado, en los asuntos de otro país", recalcó Martinelli. No obstante, el presidente panameño instó a Nicaragua y a Costa Rica "a que se sienten en la OEA o en cualquier foro (internacional), o en Naciones Unidas, para que resuelvan sus dificultades".

La tensión fronteriza entre Costa Rica y Nicaragua siguió en aumento en el plano diplomático con acusaciones cruzadas en el día de ayer sobre violaciones a la soberanía mientras la OEA busca una solución al asunto y en la zona de litigio se mantiene una tensa calma.

En Washington se anunció hoy que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, viajará inmediatamente a Costa Rica y a Nicaragua para mediar en el conflicto limítrofe que enfrenta a ambos países, ante la falta de un acuerdo de resolución entre las partes.