•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Autoridades indígenas del municipio de Waspam, habitada en su mayoría por miskitos, mayangnas y otras etnias, y las más pobres de Nicaragua, pidieron hoy al gobierno de Daniel Ortega declarar estado de emergencia en la zona del Río Coco, fronterizo con Honduras, ante la amenaza de un estado de hambruna.

Esa petición pública fue hecha hoy en rueda de prensa por los dirigentes indígenas Juan Pablo Pérez, del gobierno Territorial Indígena de Río Coco, y Marcos Serapio, de la Resistencia Indígena por la Conservación, Profundización de la Autonomía y Cultura de Waspam.

Según ambos dirigentes, unas 62 comunidades de Río Coco, en la que habitan 24.000 indígenas, han perdido la mayoría de sus cosechas por las copiosas lluvias caídas este año en Nicaragua y ya se han quedado sin reservas alimentarias.

Estudio de ONG confirma la escasez de alimentos y desnutrición
De acuerdo con un estudio elaborado por el organismo no gubernamental Centro Humboldt, a cargo del experto Germán Quezada, en esas comunidades se perdió, por las fuertes precipitaciones, un 80 por ciento de la cosecha de arroz, un 76 por ciento de maíz, un 45 por ciento de musáceas, un 37 por ciento de tubérculos y un 19 por ciento de cacao.

Quezada agregó que en la zona no se sembró fríjol por falta de semillas. "Las autoridades del gobierno Territorial Indígena de Río Coco lo que están demandando es una atención inmediata por parte de las autoridades nacionales a fin de que la situación de desnutrición en la zona no se agrave", expresó, por su lado, el director ejecutivo del Centro Humboldt, Amado Ordóñez.

"Hay comunidades que han revelado un 37,3 por ciento de desnutrición severa", advirtió. Ordóñez explicó que se requiere que el gobierno decrete el estado de emergencia "a fin de que la cooperación internacional pueda colocar recursos y poder atender apropiadamente a las comunidades indígenas" amenazadas con la hambruna.

Entre las necesidades para garantizar la alimentación en esas 62 comunidades, sus dirigentes demandaron la entrega de semillas para la siembra, principalmente fríjol, y alimentos para 3.000 familias durante seis meses.

Waspam es uno de ocho municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), de 9.182 kilómetros cuadrados de extensión y a 632 kilómetros al noroeste de Managua, vulnerable ante los desastres naturales, lluvias, sequías y epidemias por ratas, y en donde la hambruna amenaza constantemente.