•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

“En momentos dolorosos se unen los hermanos”. Así lo indicó el embajador de Nicaragua en Costa Rica, Harold Rivas, al ofrecer “cualquier tipo de ayuda” de su país a los ticos, ante la emergencia provocada por el peor temporal lluvioso en los últimos años.

Rivas explicó que Nicaragua está dispuesta a lo inmediato a cooperar con Costa Rica en lo que sea necesario, por lo cual se pondrá en contacto, con la mayor brevedad, con autoridades de este país, luego del anuncio de la presidenta Laura Chinchilla de solicitar ayuda a naciones vecinas.

Un alud en una comunidad de Escazú, al oeste de la capital, ha dejado 20 muertos y una docena de desaparecidos. Además, las intensas lluvias dejaron 1,500 damnificados, 11 carreteras dañadas, derrumbes, puentes caídos, poblados del Pacífico y el Valle Central inundados, y, por lo tanto, sin vías de comunicación.

La ayuda que ofrece Nicaragua es inmediata, según Rivas, quien aclaró que su país no se aprovecha de la emergencia y el conflicto limítrofe para hacer el ofrecimiento.

“No es la primera vez que Nicaragua ofrece este tipo de ayuda a nuestros hermanos costarricenses”, señaló, y recordó que en el terremoto de Limón, su país envió helicópteros para el rescate de víctimas.

En Costa Rica ha generado tanto alboroto el conflicto limítrofe, que los periodistas hasta le preguntaron al embajador si Nicaragua enviaría militares o naves artilladas, a lo que respondió que no, y que “quien piense eso creo es un loco. Hay una emergencia, momentos dolorosos, y como país hermano nos ponemos a la disposición”, respondió el diplomático.