•  |
  •  |
  • END

El ex subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, ayer se reintegró al redil de los funcionarios con períodos vencidos que de manera ilegal seguirán asumiendo sus cargos, basados en el “decretazo” del mandatario Daniel Ortega.

Según Jarquín, cuyo período se venció desde diciembre del año pasado, el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, originalmente rechazaba el “decretazo” presidencial, pero que en esta semana lo dejaron a opción particular.

“Por lo tanto, después de analizar bien la situación, decidí retornar, porque creo que se puede hacer más desde dentro que desde afuera”, argumentó.

Negó que su regreso se deba a la “dureza de la calle”, alegando que si por eso fuera, habría regresado mucho antes.

Busca justificaciones por su regreso

Jarquín Ortel trató de razonar que hay mucha necesidad de trabajar en los derechos humanos en Nicaragua, y aunque no supo explicar cómo vincular el tema, mencionó la situación del Río San Juan y que estamos a las puertas de las elecciones presidenciales.

En la conferencia de prensa que brindó el ahora autonombrado subprocurador de Derechos Humanos, no fue acompañado por el también funcionario con período vencido, Omar Cabezas, quien retornó de manera ilegal a su cargo de procurador de esta institución en abril.

Los dos ex funcionarios están actuando al igual que lo hacen en el Poder Judicial los ex magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo Supremo Electoral, quienes asumen como vigente el artículo transitorio 201, de la Constitución de la República de 1987, que fue exhumado por el presidente de la Asamblea Nacional y la CSJ, a pesar de tener varios años de muerto.

Por su parte, la vocería del PLC se pronunció diciendo que “Adolfo Jarquín Ortel no es militante del partido, como lo aseveran algunos medios nacionales de comunicación”, con lo que intentan alejarse de una posición particular del ex subprocurador.