•   SAN CARLOS/RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

En momentos en que Costa Rica reclama como suyo el pedazo de tierra del Río San Juan donde se realiza el dragado, el Obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor René Sándigo, dijo que no entiende por qué entramos en esos cuestionamiento “si la tierra y el agua, son de Dios, los ríos son de Dios, le pertenecen a Él, nos los ha prestado para que los administremos”.

El también secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua se refirió al tema escuetamente, al presidir ayer la misa concelebrada con sacerdotes del departamento de Río San Juan y de poblados fronterizos de Costa Rica, para celebrar a San Carlos Borromeo, el santo patrono de la ciudad cabecera del departamento.

El obispo sostuvo: “Está más que comprobado que estos pueblos son hermanos y no tenemos por qué estar en esos conflictos”, y rogó para que todo se soluciones con madurez, seriedad.

La posición del obispo de la Diócesis, sorprendió a muchos que el pasado año también religiosamente participaron en celebración a San Carlos Borromeo, pues en esa ocasión les llamó a unirse y a defender su Río San Juan ante las amenazas de contaminación por el proyecto minero Cruciatas.

Al agradecer la presencia de la Policía, el Ejército y autoridades de la comuna, les instó a sacar más energía para hacer mejor las cosas.

Franciscanos por la paz

Sacerdotes franciscanos de comunidades fronterizas de Costa Rica abogaron por el diálogo y por el entendimiento entre los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua ante el conflicto tico nica y consideran que debe prevalecer por encima de cualquier interés, “el fortalecimiento de los lazos de hermandad y convivencia que han mantenido los pueblos fronterizos”.

Fray Santiago Méndez, párroco de la iglesia de Los Chiles, de Costa Rica, se mostró impactado por el fervor religioso y la calidez en el encuentro sostenido por la comunidad religiosa fronteriza de la vecina del Sur con la población católica de San Carlos.

El fraile Carlos Torres, de la comunidad El Pavón, Costa Rica, apreció el encuentro que cada año lo viven como “un signo de hermandad de la población de ambos países”.

Recordó que ha participado con su comunidad religiosa de la frontera norte costarricense en esfuerzos binacionales por el medio ambiente, en el Consorcio Gaspar, la alianza de Los Humedales y encuentros religiosos culturales.