•  |
  •  |
  • END

Costa Rica está abierta al diálogo con Nicaragua, pero advierte que de no encontrar solución al conflicto fronterizo por medio de la Organización de Estados Americanos, OEA, seguirá haciendo denuncias de invasión a su territorio en foros multilaterales.

“Yo estoy totalmente abierta a que una conversación (con Daniel Ortega) tenga lugar, siempre hemos estado”, dijo Chinchilla al programa de radio “Nuestra Voz”.

En el mismo programa Chinchilla agregó que confía en las gestiones que realizará la OEA. “Como le digo, no me voy a detener en la OEA, voy a seguir hacia arriba, porque no podemos tolerar que nuestro territorio esté en este momento tomado por tropas extranjeras”.

En ese sentido, instó al organismo multilateral a mandar un mensaje favorable a su país para ver “si de verdad siguen siendo mecanismos e instrumentos en los que se deben confiar”.

La mandataria reconoció que su país elevó el caso a la OEA sin agotar el diálogo binacional, pero se justificó al decir que “el canciller (tico René Castro) sí estuvo en contacto con el canciller de Nicaragua”.

“Y cuando vimos que los canales normales de las conversaciones no funcionaban porque mientras conversábamos y se nos solicitaba mantener la calma y esperarnos a la cumbre bilateral, estábamos viendo cómo los trabajos seguían en esa zona, estábamos viendo cómo ingresaban las tropas nicaragüense, estábamos viendo cómo se izaba una bandera nicaragüense en territorio costarricense, entonces fue cuando nosotros dijimos ya basta, tenemos que elevar esto a la OEA”, justificó.

Anoche estaba previsto el arribo a San José del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, para sostener una reunión inmediata con el canciller Castro y hoy sábado con Chinchilla.

La Asamblea Legislativa de Costa Rica respaldó la noche del jueves las denuncias costarricenses. Los 45 diputados presentes al momento de la votación hicieron “un llamado a la unidad nacional y a la vocación civilista que caracteriza a Costa Rica, en la defensa del territorio”.

“Es cosa juzgada”

El representante nica ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya, Carlos Argüello, considera que pese a que el conflicto limítrofe con Costa Rica, es “cosa juzgada”, si ese país no está dispuesto a respetar los laudos que fijaron la línea divisoria, “el lugar más adecuado para resolverlo es La Haya”.

“Francamente no hay motivo de discusión, menos en ambientes políticos. Si se quiere una resolución definitiva, lo único es una revisión oficial en la Corte Internacional de Justicia”, dijo Argüello en una entrevista a la holandesa Radio Nederland.

El diplomático agregó que “lo que ha faltado y Nicaragua ha insistido repetidamente con Costa Rica, es que se termine el amojonamiento. Es decir, fijar los límites en concreto en la tierra. Los límites exactos están dados por el laudo Alexander, pero eso tiene que traducirse en un trabajo de amojonamiento en la tierra”.

Argüello insistió en que la OEA no es la entidad competente para resolver el conflicto. “Creemos que es una situación jurídica resuelta hace 110 años y que no se va a cambiar o discutir en términos políticos. Se trata de establecer la realidad jurídica sobre el terreno, algo que le corresponde a la CIJ. Este órgano es el más indicado”.

En una entrevista publicada el jueves por el diario La Nación, el canciller costarricense, René Castro, aseguró que una de las opciones planteadas es ir a la Haya. “La Haya es una de las opciones que hemos valorado… Es más costoso, más lento, pero es taxativo, es una decisión de acatamiento”.

Castro agregó que hasta la fecha sólo han tenido conocimiento de la demanda que Nicaragua anunció por la información en los medios de comunicación. “Ellos hablaron de hacer algo conjuntamente. Vamos a ver de qué están hablando”, expresó.

Y apareció Google

Los mapas de Google se convirtieron en inesperados protagonistas del litigio fronterizo, luego de que la empresa anunció que cometió una "inexactitud" en el trazado de la frontera entre ambas naciones.

El vicecanciller costarricense, Carlos Roverssi, declaró ayer que los únicos instrumentos válidos para este litigio son los mapas elaborados por las instituciones oficiales de ambos países, en los cuales, sostuvo, la Isla Calero aparece como territorio costarricense.

"Lo grave es que Nicaragua usó los mapas de Google para distorsionar la realidad", denunció Roverssi.

El canciller Samuel Santos, por su parte, envió el jueves una carta a Google en la que pide que "no se acepte la solicitud que Costa Rica les hace, o pueda hacer, para que se modifique el trazo de la frontera con Nicaragua que aparece, y ha venido apareciendo en los mapas de Google".

Ayer Google publicó en su blog para América Latina que "determinó que hubo una inexactitud en la conformación de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, y está trabajando para actualizar la información lo más rápidamente posible".

En el texto, firmado por Daniel Helft, gerente general de Políticas Públicas de Google para la región, se afirma que "se ha reabierto un conflicto territorial fronterizo entre Nicaragua y Costa Rica y se ha intentado involucrar a 'Google Maps' en la disputa, a causa de una inexactitud en sus mapas".


El comunicado agrega que "si bien los mapas de Google tienen una altísima calidad y Google trabaja constantemente para mejorar y actualizar la información existente, de ninguna manera pueden ser tomados como referencia al momento de decidir acciones militares entre dos naciones".

Pronunciamiento de Academia de Geografía e Historia

Ante el conflicto fronterizo promovido por el Gobierno de Costa Rica, a raíz del dragado iniciado por nuestro Gobierno en el delta del río San Juan, la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua declara:

1) La demarcación de la frontera sur de Nicaragua quedó definitivamente establecida en el Laudo Cleveland del 22 de marzo de 1888 y en los cinco laudos Alexander de 1897 (1 y 2), 1898 (3), 1899 (4) y 1900 (5). En lo que respecta a la sección del delta, la línea fronteriza se inicia en Punta Castilla en el Mar Caribe; recorre la margen derecha de la laguna litoral Los Portillos (antes llamada Harbor Head); se prolonga por el primer caño que de esta laguna y se dirige al ramal de San Juan del Norte, para después continuar por la margen derecha del mismo hasta el inicio del delta.


2) Según el punto tercero, inciso 6 del Laudo Cleveland y en el párrafo 155, parte segunda, de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, emitida el 13 de julio de 2009, Nicaragua tiene el derecho de realizar las obras de mejora necesarias para mantener libre y desembarazada la navegación del río San Juan en todo su curso, por tener el dominio y sumo imperio sobre sus aguas, sin que la República de Costa Rica pueda impedir su ejecución.


3) En consecuencia, los trabajos emprendidos por Nicaragua en el sitio llamado por Costa Rica como “isla” Calero, se realizan en territorio nicaragüense, de acuerdo con el derecho establecido en el Laudo Cleveland y los laudos Alexander.


4) Por otra parte, la interpretación del Gobierno de Costa Rica parece basarse en los cambios geográficos naturales producidos en el delta del Río San Juan en los últimos 122 años, aprovechando la falta de amojonamiento en ese sector fronterizo, cambios que no influyen ni alteran la demarcación fronteriza original establecida en dichos laudos.


5) Por tanto, la Academia declara por este medio su total apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno de Nicaragua y las acciones que el Ejército Nacional realiza para salvaguardar la soberanía e integridad de Nicaragua.