Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

La aparente intención del gobierno de Costa Rica de suplantar a los trabajadores nicaragüenses que laboran en el sector agrícola, no tendrá un efecto significativo, consideraron autoridades de organismos defensores de los inmigrantes y de derechos humanos de Nicaragua.

El miércoles el Ministerio del Trabajo costarricense anunció que desarrollará una campaña masiva de información que procurará captar mano de obra tica para el sector agrícola, la que tradicionalmente es aportada por los nicas en ese país.

“No creo que los nicaragüenses tengan que estar regresando, porque allí las condiciones económicas son las que mandan y Costa Rica tiene una estructura en su demanda laboral altamente dependiente de la mano de obra nica, que es complementaria de la costarricense y no sustituta. Si realmente quisieran hacer eso, no tienen ningún chance de que se convierta en realidad”, aseveró José Luis Rocha, director del Servicio Jesuita para Migrantes de Centroamérica.

“Son miles de obreros nicas”

La ministra del Trabajo costarricense, Sandra Piszk, descartó que esta campaña dirigida a captar trabajadores ticos esté relacionada a la disputa por el dragado del nicaragüense Río San Juan, al explicar que más bien se debe al interés de otorgar trabajo a unos 166 mil costarricenses que forman parte del 7.8% de desempleados en el país.

Gonzalo Carrión, Director de Denuncia y Defensa del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), consideró que la medida tica no tendrá mucho efecto, ya que son miles las plazas laborales que tendrían que sustituir y Costa Rica no cuenta con el personal para lograrlo.

Costa Rica necesita trabajadores

Costa Rica necesita casi 80.000 personas para trabajar en los próximos meses en la cosecha del café, melón, piña, cítricos, palma y caña de azúcar, confirmó a Acan-EFE el portavoz del Ministerio de Trabajo, Gerald Jiménez.

El gobierno indicó que aunque la prioridad es que personas desempleadas costarricenses ocupen estos puestos, si no lo hacen se otorgarán permisos temporales de trabajo a extranjeros que puedan realizar esas labores.

Jiménez detalló que sólo el sector cafetalero necesita cerca de 70.000 personas para empleos temporales durante el periodo de cosecha, de noviembre a febrero, en la zona central del país.

Además, más de 2.000 personas podrían trabajar cosechando melón en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte) desde diciembre a abril, detalló el portavoz.

Para el cultivo de la caña de azúcar se requieren cerca de 2.700 agricultores desde diciembre a mayo próximos.

Para productos cítricos se necesitan cerca de 2.500 personas para los meses de febrero a abril y de forma permanente se precisan 1.000 jornaleros para el cultivo de la piña para diferentes zonas del país, y 500 para la plantación de palma en la zona del Pacífico central.