•   SAN CARLOS/RIO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Sacerdotes franciscanos de comunidades fronterizas de Costa Rica abogaron por el diálogo y entendimiento entre los gobiernos de ese país y Nicaragua ante el conflicto creado por el dragado del río San Juan y consideran que debe prevalecer “el fortalecimiento de los lazos de hermandad y convivencia”.

Fray Santiago Méndez, párroco de la iglesia de Los Chiles, de Costa Rica, se mostró impactado por el fervor religioso y la calidez en el encuentro sostenido por la comunidad religiosa fronteriza de la vecina del Sur con la población católica de San Carlos de Nicaragua, que celebró a su santo patrono, San Carlos Borromeo.

Dijo que la delegación de 70 ticos ingresó vía acuática y gratuitamente, sin problema alguno.

A su juicio, el encuentro de los fieles católicos “es un gesto que están manifestando nuestros pueblos, que no están separados por fronteras. Son situaciones geográficas que se han colocado, lo importante es mantener los lazos de hermandad”.

Agregó que casi el 90 por ciento de la población en Los Chiles es nicaragüense.

“Diálogo y entendimiento”

“Sobre la situación que se está dando, pedimos a las autoridades buscar el diálogo y el entendimiento, ese es el mejor camino que deseamos”, manifestó el franciscano.

En la comitiva costarricense había 5 frailes franciscanos. El padre Carlos Torres, de la comunidad El Pavón, Costa Rica, apreció el encuentro que cada año lo viven como “un signo de hermandad de la población de ambos países”.

“Nicaragua es inmensamente rico y también en cultura, los intercambios nos fortalecen, no sólo se deben ver las cosas que han pasado en Costa Rica, que nos han creado xenofobia. Tenemos que terminar con ese sentimiento”, recomendó el religioso.