•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Nicaragua le propuso a la administración de Costa Rica la conformación de una Comisión Binacional para amojonar la frontera entre ambos países y terminar, con la delimitación de la frontera, el conflicto originado entre ambas naciones a partir de una denuncia costarricense de supuesta violación militar a su territorio.

Tras una intensa jornada de esperas, conversaciones a puertas cerradas y falta de información sobre los temas de la agenda, el presidente Ortega hizo su propuesta oficial al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, en la Secretaría del FSLN y despacho presidencial, a eso de las diez de la noche de ayer.

Acompañado de varios funcionarios nacionales, con el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, y el representante de Nicaragua ante la OEA, Denis Moncada Colindres, el presidente de Nicaragua expresó su intención de alejar toda confrontación con el vecino país del sur, “como siempre, como ha sido y es nuestra vocación de paz y entendimiento”.

“No veo ánimo de confrontación”, dijo Insulza

Insulza, en breves palabras, dijo que su objetivo en la misión es “ayudar al proceso de diálogo” y que tras escuchar a las autoridades de ambos países, primero Costa Rica y luego Nicaragua, no sentía que existiera “en los países ánimos de confrontación, hay algunos problemas que han surgido y es necesario resolver para poder encausar estos temas por la vía pacífica y jurídica que corresponda”.

Señaló que en el encuentro con Ortega y su administración recibieron una cantidad importante de información y “vamos a evaluar esto, pero no voy a emitir opiniones sobre esto hasta el final del proceso”.

El enviado de la OEA anunció que este domingo seguiría en el país y que posiblemente esté en la zona hasta el lunes, para luego regresar a la sede de la OEA para la sesión del martes.

Antes de terminar su intervención, agradeció a Ortega por la información aportada, misma que le habría permitido “clarificar muy bien la posición de Nicaragua respecto de los distintos temas, los puntos de vista que los sustenta, la información que la sustenta y sobre todo el ánimo de paz que reina en este país respecto al tema”.

Espera de tres horas

Insulza vino al país aproximadamente a las 11:20 minutos. De 12:30 a 2:30 de la tarde estuvo en almuerzo en la sede de Cancillería y luego esperó en el hotel Intercontinental Metrocentro, desde las 3 hasta las 6 de la tarde, cuando el canciller Samuel Santos lo llegó a traer para llevarlo hacia la Secretaría del partido de gobierno.

El mandatario nicaragüense señaló que esta reunión es el primero de dos encuentros programados para el fin de semana, ya que hoy se verían para plantearle al enviado de la OEA una forma de “operativizar” la propuesta de amojonamiento de la frontera.

“Hemos hecho un esfuerzo esta noche para presentar todo lo que son los elementos que nos llevan a defender la limpieza del río, el dragado, los límites fronterizos a partir de los tratados y laudos”, dijo.

“Hemos presentado mapas, información… de ahí la importancia del amojonamiento, porque el amojonamiento es lo que nos va a ayudar a finiquitar totalmente este tema, estando claros, como lo dijo totalmente la Corte Internacional de Justicia, que el río es de Nicaragua, de manera plena y soberana, estando claros que en el río no puede haber tráfico de gente armada de la hermana República de Costa Rica”, expresó.

Ortega reiteró que la permanencia del Ejército se sostiene en territorio nicaragüense, con fines anteriores al conflicto, de lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

Estamos en nuestro territorio

Acusó a narcos nicaragüenses de denunciar el caso como invasión, luego de haber sido golpeados por el Ejército de Nicaragua y negó la acusación de San José de ocupar territorio vecino.

“Nicaragua no ha ocupado ni ocupará territorio costarricense y le hemos insistido al Secretario General la importancia de formar comisión Nicaragua y Costa Rica, y que trabajemos el amojonamiento, al trabajar el amojonamiento vamos a tener que discutir necesariamente”, dijo.

Según la información textual de Ortega, se han identificado 137 puntos, de mutuo acuerdo Costa Rica-Nicaragua, de la zona central hacia el Pacífico, “y a pesar de que se han identificado por comisiones binacionales, Costa Rica no ha querido certificar más que 17 o sea no ha querido certificar 127. ¿Qué significa? Que tienen dudas”.

“Esos puntos les darían seguridad a ambos, por un mapa no refleja el punto exacto a donde va la frontera”, argumentó.

“Si en todos estos años se han identificado 137 y solo se han certificado 17, quiere decir que Costa Rica tiene dudas”, insistió.

Frenar escalada

Propuso a Insulza proceder a impulsar el amojonamiento desde la desembocadura en el Mar Caribe, es decir, de Este hacia Oeste, pasando por el río y toda esa ruta, sobre la base a los instrumentos, mapas, laudos, tratados y demás instrumentos oficiales.

“Estamos llenos de la mejor buena voluntad, para que esta situación no siga escalando, nos preocupa lógicamente que por otro lado se esté tratando de escalar y que intervengan terceros países en una política de confrontación, eso no ayuda, nos preocupa”, dijo.

El secretario general del organismo llegó a Managua procedente de San José, donde se reunió ayer con la presidenta Laura Chinchilla.

La postura de Managua ha sido la de que llevará este contencioso hasta la Corte Internacional de Justicia de La Haya y ha propuesto a Costa Rica reanudar las reuniones de la Comisión Binacional, prevista para el 27 de noviembre.

No obstante, San José considera un requisito necesario para el diálogo con Nicaragua la retirada de las tropas nicaragüenses en el sector en disputa, algo que Nicaragua no reconoce.