elnuevodiario.com.ni
  •   San José  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, visitará mañana la "Isla Calero", foco del litigio fronterizo entre Costa Rica y Nicaragua, como parte de sus labores de mediador.

"El señor secretario general tiene previsto una visita en terreno a la zona de "Isla Calero", territorio costarricense, el lunes", indicó la Cancillería costarricense en un breve comunicado.

Insulza llegará esta tarde a Costa Rica procedente de Nicaragua, con el fin de entrevistarse con la presidenta Laura Chinchilla, con quien conversará de los alcances logrados en las reuniones sostenidas ayer y hoy con el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega.

El titular de la OEA inició el viernes su mediación en el contencioso con una visita a San José, en la que se reunió con el canciller de Costa Rica, René Castro, y el sábado prosiguió con un encuentro con la presidenta Chinchilla. El mismo sábado viajó a Nicaragua para entrevistarse con Ortega y autoridades de Gobierno, y hoy retornará a San José.

La mediación de Insulza surge luego de que el pasado miércoles Costa Rica denunciara ante el Consejo Permanente de la OEA que el Ejército de Nicaragua instaló un campamento militar en territorio costarricense como parte del dragado que lleva a cabo Managua del fronterizo río San Juan.

Costa Rica también denunció tala de árboles y lanzamiento de sedimentos del dragado en una porción de la "Isla Calero", donde está apostado el ejército nicaragüense y que ambos países reclaman como territorio suyo.

Costa Rica ha exigido la salida de las tropas del vecino país y sostiene que en los mapas oficiales de ambos países ese territorio aparece como costarricense, por lo que de no alcanzar una solución con la mediación de Insulza, prevé acudir al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Mientras, Nicaragua dice que San José no ha querido instalar los mojones para delimitar la frontera y que todas las operaciones del dragado y del Ejército han sido en territorio propio. Managua también anunció que acudirá a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y ha propuesto a Costa Rica resolver el litigio por la vía bilateral, a través de la comisión binacional.