•  |
  •  |
  • END

Ayer CNN y varios medios como ABC y NewsFeed difundieron la noticia de que Google Maps corregirá sus mapas sobre la frontera de Costa Rica y Nicaragua y ponen de relieve de que este error de Google se puede convertir en un ejemplo de las provocaciones bélicas de un país vecino a otro.

Según la noticia, el mapa de Google “reflejaba un error de 2.7 kilómetros que pertenecen de forma legal a Costa Rica”.

Sin embargo, tanto Bing como Google y Google Earth son contradictorios en las limitaciones fronterizas y además, luego de varias horas de supervisión en esas tres distintas plataformas, no hay nada específico en esa parte de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica.

Mapas contradictorios

Los mapas oficiales de Costa Rica y lo que presenta al mundo como “Mapas Turísticos”, también son contradictorios con los oficialmente presentados por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Pero ni Bing (aplicación de búsqueda en internet de Microsoft) ni Google expresan claramente que someterán sus correcciones apegándose a los tratados internacionales suscritos por ambos países desde el S. XIX.

La Convención Matus-Pacheco, del 27 de marzo de 1896, define que ambos Estados se obligan a nombrar sendas comisiones “con el objeto de trazar y amojonar debidamente la línea divisoria entre las repúblicas de Nicaragua y Costa Rica, según lo establece el Tratado del 15 de abril de 1858” y el Laudo del presidente de Estados Unidos, Grover Cleveland, con que se reafirmó su validez.

Es a estas antiguas cartografías que Google se somete. Pero, el gobierno de Costa Rica mostró su disconformidad y ha conseguido que Google investigue el error y lo subsane.

“Con esta rápida actuación por parte de Google se pretende aclarar la situación y finalizar el conflicto”, hecho que el gobierno de Costa Rica lo celebraba como una “gran victoria”.

La apreciación técnica de los tres mapas (Google, Google Earth y Bing) no es muy clara ni usando las distintas herramientas que proporcionan en sus sitios y aplicaciones informáticas como para definir la frontera. Por ejemplo, al observar la frontera donde está la Isla Calero, con Bing a 1,000 (ft) pies de altura es totalmente distinta a la de Google a 1,000 ft y a la de Earth a 4,000 ft de altura (esta última a 1,000 ft tiene un mayor enfoque).

Por tratarse de una región que cubre en la parte norte de Costa Rica el refugio de ese país llamado “Barra del Colorado”, se nota claramente cuál es el interés del vecino país de revertir el diferendo limítrofe planteado por Google Maps y Google Earth.

Ambos países han entrado en una tremenda confusión al usar estas herramientas cuya falta de eficacia ha sido comprobada en la medición de las fronteras de distintos países, o incluso hasta en la desaparición de una zona territorio en el estado de la Florida en Estados Unidos.

Es peor cuando se trata de fronteras como la del sureste y noreste de Nicaragua. Observando los mapas de Nicaragua de ambos sitios en distintos cuadros y épocas que han sido tomados desde satélites, tampoco están completos como para aceptarlos como válidos.

Nicaragua y Costa Rica para delinear las fronteras territoriales deberían someterse a lo establecido en el Tratado Jerez-Cañas, y en los laudos Cleveland y Alexander.


vayala@elnuevodiario.com.ni