•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • END

La compañía Google modificó en sus mapas los límites fronterizos que existen entre Nicaragua y Costa Rica, sumando a este último país el territorio que ambas naciones defienden como propio y donde Managua realiza trabajos de dragado en el río San Juan. Daniel Helft, Gerente de Comunicación de Google para Latinoamérica, lo confirmó a EL NUEVO DIARIO, pero recomendó que “no se debe entender como una victoria o derrota para los países”.

Helft reveló que la modificación se realizó el fin de semana pasado y ya está a la vista de todos los usuarios de Google Maps, el servicio de geolocalización de la compañía. “Es un error que se corrigió”, afirmó el ejecutivo, quien aseguró haberlo identificado a partir de la disputa limítrofe que ahora existe entre Nicaragua y Costa Rica.

El representante de Google para Políticas Públicas en Latinoamérica, aseguró una y otra vez que la especialidad de la compañía no es cartografía o topografía, y para cumplir estos parámetros al ofrecer el servicio de Google Maps, contratan a diversas empresas que se encargan de proveer dichos servicios.

“Por eso decimos que no es un error de Google sino de nuestros proveedores”, señaló, “nosotros, de ninguna manera, nos posicionamos como un servicio de mapas pensado para ser utilizado para dirimir situaciones de conflictos internacionales o ser la última palabra en cuestiones fronterizas. Es un producto de consumidores, gratuito, es un producto que tiene que ver con que la gente busque y encuentre”.

Explicó que este cambio en el mapa se aplicó a partir de la versión oficial que ofreció Google Inc., la sede de la compañía en San Francisco, donde “dice claramente que nuestro proveedor tenía un error en la información y que eso se revisó a partir de la disputa que surgió y los comentarios que hubo, y que se corrigió”.

Este caso se aplicó la modificación siguiendo las orientaciones del Departamento de Estado de Estados Unidos, según Helft, pero también tienen otros proveedores comerciales que laboran a diario en la actualización de sus servicios, y por eso prometió que se seguirá modificando a partir de las resoluciones internacionales o acuerdos en cuanto a Derecho Internacional.

“Nosotros no somos quién, no somos la autoridad ni tenemos el conocimiento para determinar cuáles son las fronteras exactas entre dos naciones, o determinar ese tipo de cosas. Nosotros compramos ese tipo de productos de terceros, que no sólo manejan precisión sino información que está avalada y aceptada internacionalmente por los organismos multilaterales más importantes del mundo, como Naciones Unidas”, manifestó Helft.