•  |
  •  |
  • END

Más de dos días tiene de estar apostada en las afueras de la Secretaría del FSLN, una representación de los damnificados de 2008 del barrio Manchester --quienes fueron trasladados al Timal, Tipitapa, por las inundaciones de ese momento--, para solicitarle al gobierno la reubicación, porque aseguraron que las promesas que les hicieron, quedaron sólo en papel.

“Nos ofrecieron viviendas dignas, agua, luz, conformación de calles, escuelas, centro de salud y hasta ahora nada de eso hay. Lo que nosotros queremos es reubicación, porque las tierras y el agua están contaminadas. Tenemos enfermos crónicos, hemos quedado en abandono totalmente”, dijo Griselda García, una de las reclamantes.

García duerme con sus pequeños hijos cobijados por el sereno y por el hielo de la época en las afueras de la casa de Daniel Ortega, que también funciona como Casa Presidencial y Secretaría del partido de gobierno.

Los damnificados enviaron una carta a la primera dama, Rosario Murillo, exponiendo sus problemas, pero hasta el momento no han recibido ninguna respuesta.

También han golpeado las puertas de la alcaldía capitalina y de la comuna de Tipitapa en busca de una respuesta favorable a sus reclamos, pero nadie les ha hecho caso.

Les impusieron a los dirigentes

“Nos quitaron el derecho a escoger a nuestros propios dirigentes. Nos impusieron el gabinete de gobierno, hasta de eso nos han privado”, dijo Lourdes Meza, otra de las afectadas.

Los damnificados también denunciaron que les están haciendo cobros exagerados de los servicios básicos de agua y luz.

“Tenemos luz por nuestros sacrificios, compramos el transformador y nos cobran una exageración. Con el agua, un gringo nos donó el tanque para el pozo céntrico, y viene la señora Rosa López del gabinete de gobierno y nos cierra la llave, porque dice que no pagamos. Tenemos documentos que demuestran que a cada familia se le quitó cien córdobas para ese tanque”, dijo Maritza Valladares.

Las afectadas son unas 100 familias que el gobierno sacó de los barrios Manchester, “Domitila Lugo”, Bajos del Acahualinca, Cristo del Rosario, Anexo a las Naciones Unidas, las que fueron ubicadas en Huellas de Jesucristo, en la comunidad de Cristo Rey, en Tipitapa, bloque V.

Los quejosos aseguraron que la zona es inhabitable, porque en esas tierras sembraban arroz, trigo y caña de azúcar, por lo tanto, es zona húmeda y pantanosa. Además, que es foco de criaderos de zancudos, moscas y otros insectos, lo que los vuelve vulnerables a las enfermedades.