Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

La Corte Suprema de Justicia, CSJ, confirmó el pago de glosas impuestas por la Contraloría por más de un millón de córdobas en contra de varios ex funcionarios de la directiva de la Compañía Nacional Productora de Cemento de Nicaragua, Canal, durante la administración de Arnoldo Alemán.

La CSJ, por medio de la sentencia No 213, decidió ratificar la resolución que la Contraloría General de la República, CGR, tomó el 17 de septiembre del año 2002, en la cual estableció responsabilidad civil en contra del hoy fallecido Francisco Cifuentes, Jamileth Bonilla, Eduardo Mena y Gustavo Narváez Picado, todos ex directivos de la Cementera, por haberse recetado entradas financieras al margen de la ley, que sumaron entre todas un millón 79 mil 111 córdobas.

Cifuentes y su indemnización

En el caso específico de Cifuentes, quien fue el presidente de la junta directiva de la Cementera, la Corte resolvió confirmar la resolución de la CGR que ordenó por medio de la imposición de una responsabilidad civil el pago de glosas por 620 mil 40 córdobas.

“Hasta bonos especiales”

El segundo de los afectados con monto más alto es Gustavo Narváez Picado, a quien le ordenaron el pago de glosas hasta por la suma de 207 mil 82 córdobas.

En el caso del ex directivo de la Cementera y ex presidente Ejecutivo del Instituto de Desarrollo Rural, IDR, Eduardo Mena y la actual diputada Jamileth Bonilla, deberán devolver cada uno 67 mil 588
córdobas.

Protección a Marenco Cardenal

Extrañamente, la CSJ dio lugar al recurso de amparo que por el mismo caso interpuso José Marenco Cardenal, ex directivo de la Cementera y hoy magistrado del ilegal Consejo Supremo Electoral, CSE, al que se le acusa de efectuar el fraude más grande de la historia del país, en los comicios municipales de 2008. Marenco recibió casi 70 mil córdobas en concepto de bono productivo y dietas.