•  |
  •  |
  • END

La Procuraduría General de la República, PGR, está apuntando recuperar más de 6 mil millones de córdobas que unas 14 mil 566 personas deben al Estado de Nicaragua, por préstamos que realizaron a los bancos quebrados en el año 2000.

El procurador Estrada explicó que a raíz de la quiebra, quedaron saldos pendientes por cancelar y ahora los morosos deben pagar al Estado, quien asumió parte de las pérdidas de los bancos.

Para esto, la PGR ha publicado la lista de morosos en distintos medios de comunicación, para que se presenten a negociar su deuda a esta institución y poder eliminar su nombre de las centrales de riesgo del país y ser nuevamente sujeto de crédito.

Hay que limpiar récord crediticio

La cantidad a recuperar es de 6 mil 622 millones de córdobas. De este monto hay 286 millones de préstamos en dólares y 403 millones en córdobas.

“Lo que está haciendo ahora el Estado nicaragüense, a través de la Procuraduría General de la República, es buscar el resarcimiento de esas deudas que quedaron pendientes con el sistema financiero”, recalcó Estrada.

El procurador explicó que es necesario que todas estas personas morosas se presenten a la PGR a hacer su respectivo arreglo de pago, porque las normas prudenciales de la Superintendencia de Bancos y la Ley General de Bancos, que rigen la materia de crédito, exigen calificadores de crédito y si hay una deuda pendiente, el banco da una calificación inferior, lo que no te hace sujeto de crédito.

También explicó que las deudas contra el Estado no prescriben, así que tendrán que pagar para salir de la central de riesgo y limpiar su récord crediticio.