•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

La posible destitución de la alcaldesa orteguista de Diriá, en la jurisdicción de Granada, Maribel Barrios, mantiene un aire tenso en el municipio. Los señalamientos por corrupción y malversación de fondos públicos están agarrando mayor fuerza entre los habitantes, muchos de los cuales se atreven a hablar del asunto con la condición de omitir nombres.

A Barrios se le señala de haber solicitado financiamiento a un organismo extranjero para un proyecto de ecofogones para las zonas rurales, valorado supuestamente en un millón 200 mil córdobas, de los que únicamente entregó 400 mil córdobas a las personas que ejecutaron la obra.

Los otros 800 mil córdobas desaparecieron como por arte de magia. Según dicen, el hecho fue perpetrado en contubernio con la directora de Planificación de Proyectos de la comuna, Fátima Maltez, y de otro funcionario identificado como Fabio Sánchez. 
Militantes del partido de gobierno que no están conformes con el desempeño de la alcaldesa, manifestaron que el caso llegó a oídos de directivos nacionales de ese partido, quienes decidieron llamar al contratista para que aclarara si recibió o no el millón 200 mil córdobas.

“En una declaración que realizó en Managua, el muchacho dijo toda la verdad. A él sólo le dieron 400 mil córdobas”, manifestó uno de los denunciantes.

La compra de tres juegos infantiles que hace algunas semanas Barrios destacó entre sus logros, también figura entre las irregularidades de su administración.

“La alcaldía presentó papeles donde dice que cada juego costó 50 mil córdobas, cuando el precio real es de 16 mil córdobas cada uno. Con eso nos pegaron otro ‘nucazo’ a los dirialeños”, expresó otro de los denunciantes.     

Otra “perla”
Otro proyecto mal administrado es el de las comunidades rurales Los Jirones, Palo Quemado y El Arroyo, donde construyeron tres rampas con aproximadamente 30 mil adoquines de segunda mano, en el que la alcaldesa “invirtió” un millón de córdobas. 

Maltez, funcionaria de confianza de Barrios e hija del delegado del Ministerio Agropecuario y Forestal en Granada, también guarda lo suyo. Le atribuyen la contratación de familiares y allegados para la elaboración de obras públicas, entre ellos su cuñado, Angulo Moya, y su vecino, Ronald Pérez.

Alcaldesa: “no sé nada”

END intentó conversar con la alcaldesa Maribel Barrios, pero acotó que desconoce tales señalamientos. Quien sí se defendió del supuesto nepotismo fue la responsable de proyectos.

“Nosotros cumplimos con el proceso de licitación como manda la ley. Luego de recibir las ofertas de un promedio de cinco oferentes, el comité de la alcaldía se reunió y decidió quién se quedaba con el proyecto”, indicó Maltez.