•  |
  •  |
  • END

El titular de la Procuraduría General de la República, Hernán Estrada, aseguró ayer que como abogado del Estado, la institución que dirige forma parte de la comisión del río San Juan (que está viendo los problemas limítrofes entre Nicaragua y Costa Rica) en lo referente a la lucha contra el narcotráfico y lavado de dinero, para evitar que personas ligadas a estos delitos, se crucen de del país vecino al nuestro.

Estrada lamentó que el vecino país del sur no tenga ni implemente políticas de Estado dirigidas a combatir estos flagelos que azotan las sociedades de ambos países.

“Lamentamos que el país vecino no esté aplicando una política de Estado como la tenemos nosotros, de cerrar filas contra el narcotráfico, contra el narcoterrorismo y contra el lavado de dinero y contra todas estas distintas modalidades de delitos transnacionales. Obviamente ese país no está colaborando y es censurable”, dijo Estrada, durante la entrega de títulos de propiedad a pequeños empresarios turísticos de Granada.

El procurador también señaló que “el rol de Costa Rica siempre ha sido hacerse la víctima para poder hacer uso de todas esas pretensiones, como han hecho en el pasado.

Agregó que todas las personas, organismos, instituciones y medios de comunicación, deben cerrar fila ante las pretensiones de Costa Rica.