•  |
  •  |
  • END

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, aseguró que la Iglesia Católica de Nicaragua está sumamente preocupada por la “posición tan rígida” y el “vocabulario guerrerista, pidiendo ejércitos”, de Costa Rica.

“Creo que se está llegando más allá de los límites, creo que Costa Rica debería sentarse a dialogar”, dijo. Costa Rica “debe respetar los tratados internacionales que dejan clara la frontera y dialogar”, sostuvo.

Al referirse al sentimiento de odio y xenofobia que está latente en Costa Rica y de maltrato que “ya es tradicional en Costa Rica (contra los nicaragüenses), “son cosas que nos preocupan”.

Dentro de dos semanas, los obispos de Centroamérica se reunirán en Costa Rica en una sesión de trabajo programada con anticipación, en la que no se descarta que los prelados dabatan la situación de tensión existente entre ese país y Nicaragua, después de haberse iniciado el dragado del Río San Juan. La reunión será en Cartago, en el santuario de Los Ángeles.

El obispo Báez confirmó que hasta el momento no ha habido ningún contacto entre las máximas autoridades eclesiásticas de Nicaragua con las de Costa Rica.

Expresó que está sorprendido de que “haya surgido esto porque la soberanía de Nicaragua es indiscutible y en eso creo que la Iglesia como todo el pueblo de Nicaragua defiende la soberanía y el sumo imperio de nuestro país sobre el San Juan que es nicaragüense”.

También el prelado llamó la atención de que no deben darse estos problemas (como el ocasionado por Costa Rica) para no distraernos “de los problemas serios que tenemos que resolver; la nación tiene en este momento un año electoral adelante, problemas institucionales que no se han resuelto”.

Finalmente, el prelado valoró el trabajo que hizo el Secretario General de la OEA, José Miguel Isulza, como “papel de facilitador”, porque el organismos hemisférico no tiene jurisdicción como la Corte Internacional de Justicia de la Haya”.

Y sobre la respuesta de la Administración Ortega ante esta situación Báez dijo que “ha hecho lo que debe hacer un gobierno que es defender la integridad de territorio y hacerlo por las vías diplomáticas”.