•  |
  •  |
  • END

2011 se proyecta como un año oscuro para el sector Educación. Se prevé un aumento en la canasta básica, mientras el salario de los maestros seguirá siendo el más bajo a nivel centroamericano, afirmaron autoridades del Foro de Educación y Desarrollo Humano, FEDH, y representantes del sector magisterial.

Desde 2007 que el FEDH inició su campaña “7% es la nota”, ha venido luchando para que se aumente la partida presupuestaria dedicada a este sector, pero los esfuerzos que realiza el gobierno son señalados como insuficientes, porque hay carestía de todo y en grandes escalas.

La maestra Elba Rivera señaló que parte de la baja calidad en la educación de niños y jóvenes se debe precisamente a los bajos salarios de los maestros, quienes tienen que buscar trabajo en otras áreas para lograr aumentar la cobertura en la canasta básica, pero aún así no la pueden obtener en su totalidad.

Ajustan con segundo empleo

“Tienen que buscar su sobrevivencia. No van a vivir solo por los dones que Dios les ha dado y tienen hijos. Los maestros son seres humanos, tienen necesidades de comprar la canasta básica, pero sabemos que ganan 3 mil 800 córdobas y no ajustan. No queda otra opción que buscar otra ocupación”, afirmó Rivera, quien se desempeña como docente en el municipio de Nueva Guinea, ubicado en el Caribe sur de Nicaragua.

Aseguraron que los bonos y otras limosnas no tienen base fiscal y lo que necesitan es aumento en sus salarios.

Asimismo, señaló que debido a los múltiples trabajos que tienen los maestros, sacrifican la calidad de educación que brindan, porque no pueden planear y prepararse bien para impartir las clases.

Rivera también afirmó que los bajos salarios no motivan al maestro y eso se nota en el detrimento de la calidad educativa.

La calidad es mala

“La calidad de la educación es mala, nuestros jóvenes no pueden competir con los de Honduras y El Salvador, nosotros tenemos menos alcances, menos conocimiento, porque nuestros maestros tienen menos capacidades, por la falta de recursos, no solo de salarios, sino de materiales y capacitaciones”, apuntó.

De igual manera, indicó que “como educadores vemos la necesidad, pero notamos que el pensamiento de los políticos no apunta a la educación; no hay voluntad política. Es un área tan importante que no se puede dejar en manos de los políticos, sino de la sociedad en general”, agregó la docente.