•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, participó hoy en una "marcha por la paz" con miles de niños, en la que manifestó que apuesta por una solución diplomática al contencioso limítrofe con Nicaragua, país del que hoy espera "buena fe" ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Confiamos en que estas 24 horas hayan servido para que Nicaragua dé las muestras de buena fe que hemos venido pidiendo y así seguir trabajando juntos como corresponde", expresó Chinchilla en una improvisada rueda de prensa después de la marcha. Agregó que "si así no fuera" espera "al menos que la OEA se manifieste y acoja el informe del secretario general" José Miguel Insulza, en el que entre otras cosas recomienda el retiro de tropas de Isla Calero, territorio que ambos países reclaman como soberano, para luego instalar una comisión binacional de diálogo.

Hoy se vence el plazo de 24 horas dado por Costa Rica para que se alcance una solución en una sesión del Consejo Permanente de la OEA.

En un discurso ante miles de niños vestidos de blanco y luego de liberar una paloma como símbolo de paz, la presidenta Chinchilla recordó que Costa Rica abolió sus fuerzas militares en 1948 y que desde entonces posee un "ejército" de maestros y escolares. "Desde hace más de 60 años Costa Rica quiere decir que sus armas son el trabajo y la paz, y con esas armas es que tenemos que ganar las duras batallas, con las que vamos a demostrarle al mundo por qué Costa Rica es diferente", expresó.

Chinchilla reiteró que su país "nunca va a disparar un sólo tiro" en este litigio y criticó que "del otro lado", en referencia a Nicaragua, "despliegan tropas militares" mientras Costa Rica "ha venido desplegando un contingente diplomático". "Mientras del otro lado amenazan con la fuerza, nosotros venimos luchando con la razón; mientras del otro lado movilizan más tropas vestidas de verde olivo, Costa Rica saca a sus niños a la calle vestidos de blanco y enarbolando la bandera", manifestó la mandataria.

Además, expresó que "mientras del otro lado se asignan recursos de presupuestos magros, como lo son los de nuestros países, para el Ejército y armas, en Costa Rica seguimos haciendo votos a favor de la educación". "La paz es nuestra fuerza y saldremos bien librados de esta batalla cívica", apuntó.

La marcha salió del centro de San José hacia el Museo de los Niños, que años atrás fue una cárcel, y se convocó hace más de dos meses por centros educativos para hacer un llamado a la paz ante hechos violentos que se han presentado en el país últimamente.