•   SAN JOSÉ/COSTA RICA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, ordenó hoy a los policías no caer en provocaciones y mantenerse alejados de los campamentos militares nicaragüenses apostados en una zona que ambos países reclaman como propia.

La mandataria expresó a los periodistas que mantuvo una teleconferencia con los policías ubicados en Barra del Colorado, provincia de Limón (Caribe), a unos 20 minutos en helicóptero de la zona de controversia, para que mantengan la prudencia.

"Que mantengan la tranquilidad, que no caigan en provocaciones, que no vayan a hacer operativos que generen dudas de nuestra verdadera vocación de que esto llegue a su fin", expresó Chinchilla acerca del mensaje que le transmitió a los policías.

Agregó que prefiere "ver a los niños de Costa Rica desfilando por las calles como lo han hecho hoy, que acciones provocadoras" en la frontera, en referencia a una "marcha por la paz" realizada hoy con la presencia de miles de escolares vestidos de blanco.

Costa Rica, que abolió su Ejército en 1948, reforzó la presencia policial en Barra del Colorado desde que el 21 de octubre pasado surgió la controversia limítrofe con Nicaragua, país que ha sido acusado de lanzar sedimentos del dragado del río San Juan a la isla Calero (Caribe) y de instalar campamentos militares allí, en un territorio que reclaman ambos países como propio.

Nicaragua sostiene que operativos fronterizos son para combatir el narcotráfico
Nicaragua asegura que sus militares realizan operativos contra el narcotráfico y que están instalados en la laguna Portillos, en Punta de Castilla, en la desembocadura de río San Juan, que marca la línea fronteriza con Costa Rica, que Nicaragua señala como su territorio.

Por su parte, el ministro costarricense de Seguridad, José María Tijerino, declaró hoy a los medios de comunicación que en un sobrevuelo realizado ayer se comprobó un aumento en la cantidad de militares nicaragüenses, la construcción de trincheras y que sospecha de la existencia de "algún tipo de armamento antiaéreo".

Además, denunció que los militares han avanzado en la construcción de una trocha en territorio costarricense para unir el río San Juan con la laguna Los Portillos, ambos nicaragüenses. "Es igual para nosotros que haya uno o 10.000 militares, es jurídicamente la ocupación de un territorio extranjero, que en este caso es Costa Rica", manifestó Tijerino.

Hoy vence el plazo de 24 horas dado por Costa Rica para que se alcance una solución en una sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Chinchilla aseguró que confía en que este plazo: "haya servido para que Nicaragua dé las muestras de buena fe que hemos venido pidiendo y así seguir trabajando juntos como corresponde".

Agregó que "si así no fuera", espera que "al menos la OEA se manifieste y acoja el informe del secretario general" José Miguel Insulza, en el que entre otras cosas recomienda el retiro de tropas de la zona de litigio para luego instalar una comisión binacional de diálogo.