Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

La Red de Mujeres contra la Violencia señaló que en saco roto están terminando los fondos que la cooperación internacional envía al Sistema Judicial nicaragüense, ya que a pesar del apoyo la mentalidad de los operadores de justicia no cambia.

“Aquí entran millones en dinero que se va en puros seminarios y talleres, tanto para jueces como para los fiscales del Ministerio Público, pero su machismo no cambia a la hora de impartir justicia”, señaló Socorro Silva, quien pertenece a la comisión coordinadora de la Red de Mujeres.

Esto lo comentó luego de la conferencia de prensa con la cual se inició una serie de actividades de cara a la Jornada 25 de noviembre, Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las mujeres.

Entre las actividades está una marcha a realizarse el propio día de la conmemoración, saliendo de la Rotonda del Periodista, hacia la Universidad de Ingeniería. El objetivo de la misma es seguir en la denuncia contra los abusadores e instar a las víctimas que sigan recurriendo a las Comisarías de la Mujer y la Niñez, que si bien hay muchas deficiencias en la atención, esto no puede dejar de hacerse para que se observe la dimensión, la gravedad del problema y que están en la lucha por la justicia.

“Hasta diciembre el año pasado no pasaba de 79 mujeres asesinadas, este año a mitad de noviembre son 82 feminicidios, algo que debería ser preocupante para el gobierno y sus instituciones”, dijo, considerando que las cifras de reducción de denuncias violaciones no significa que hayan reducido los delitos sexuales, ya que mucho de ello nunca se denuncia por temor o porque son los mismos familiares los violadores.

Por otra parte comentó que no coinciden con las cifras de las Comisarías de la Mujer, con las de la Red de Mujeres, porque ellos se reducen a las denuncias interpuestas, pero la cantidad de casos es mucho mayor y eso se reporta en los medios de comunicación, además que desde las organizaciones de mujeres, se recepcionan los casos que vienen de los departamentos.

“Por eso la Policía Nacional sólo ve a 30 mujeres muertas, no a 82. Hay que tomar en cuenta que la dimensión del problema es mucho mayor y gran cantidad de delitos no se denuncian ante las autoridades”, remarcó, recordando que otro problema son los taxistas violadores, una situación que ocurre en Masaya donde las autoridades no son beligerantes.

Por eso, el lunes la organización realizará un plantón en los juzgados de Masaya, donde demandarán no más impunidad, ni retardación de justicia, ante el caso de violación de una defensora de los derechos humanos de las mujeres, ocurrido en junio de este año, donde se logró detener a un depredador sexual, gracias a la persistencia civil y no por una actuación acertada de la Policía de esa localidad.