•  |
  •  |
  • END

Con los primeros rayos que desataba el alba, Alberto Gaitán, ansioso y emocionado corrió a enfundarse los botines deportivos para empezar su rutinario entrenamiento. Con este año, ya son tres en el que se foguea incansablemente para ganar.

Es un gran atleta. Desde su nacimiento padece de parálisis cerebral y se ha destacado en las olimpiadas que organiza anualmente Los Pipitos.

“Profe…vamos a practicar”, se le oye decir a Alex Vivas, su entrenador designado. La ansiedad lo invade, sus ansias de triunfo y amor al deporte le han llevado durante tres años a ser galardonado con dos medallas de plata y una de bronce. Este año espera ser vencedor en los cien metros planos.

El entrenamiento de Gaitán lleva de dos a tres horas diarias, y las ganas de sobreexponerse a tanto esfuerzo, radican en la simbología motivadora de grandes atletas entre los que destaca al tricampeón Alexis Argüello (Q.E.P.D), el bicampeón Román “El Chocolatito” González y Rolando Palacios, medallista olímpico en 200 metros planos. Dice él que todos ellos, en sus respectivas disciplinas, le han enseñado el significado de “querer es poder”.

Sus padres dicen que Alberto ha tomado muy en serio el lema de las olimpiadas de este año: “lucho para conquistar nuevas metas”. “Quiero ganar, quiero esas nuevas metas y también quiero que mis amigos ganen. Los quiero mucho y todos estamos alegres porque somos buenos atletas”, confirma él.

Falta de apoyo

Con Gaitán son doce pequeños atletas que compiten en representación del Distrito Cinco en las olimpiadas que iniciaron ayer en el Instituto Nicaragüense de Deportes, IND.

Si algo resienten los organizadores del evento, es la falta de apoyo de parte de instituciones de gobierno y empresas privadas. “No contamos con el suficiente respaldo económico”, señala el presidente de Atletas Pipitos, Diego González. “Es una lástima, porque no se imaginan lo importante que son estas actividades para los menores con discapacidad y para su familia”, agrega.

Ana Rocha, es madre de María Rocha, otra joven deportista. Ella ha sido su entrenadora desde que iniciaron las olimpiadas. “Comenzamos tres meses antes a entrenar, ya estamos listas y seguro que nos va a ir bien”, dice. A Rocha le habría gustado que la empresa privada apoyara las competencias porque es un gesto de solidaridad importante para quienes tienen hijos nacidos con capacidades especiales.

“Es una actividad de la sociedad, no de solo nosotros, debe verse como parte de todo un mundo. Ya con eso sería bastante, porque hay gente que hasta nos rechaza”, se lamenta.

Sobresalientes

La presidenta nacional de Olimpipitos, Nidia Torres, señaló el arduo trabajo que la población ha hecho de la mano con la asociación Teletón a fin de respaldar y hacer realidad el sueño de centenares de niños con capacidades diferentes. Agradeció al IND, que ha apoyado las competencias desde su nacimiento.

“Hay que apoyar a nuestra niñez, hay que reflexionar con el hecho de que sean niños con problemas auditivos, físicos o cerebrales, todos tienen mucho de especial y ocupan un lugar importante en la sociedad”, dijo Torres.

Poca afluencia

Pese a que participaron setenta municipios de diferentes partes de Nicaragua e invitados de Honduras y El Salvador con un total de novecientos atletas, a diferencia de años anteriores, la afluencia de público se vio reducida.

Los participantes de esta jornada deportiva fueron juramentados por el director del IND Marlon Torres, quien se mostró honrado porque Managua fue albergue de estos juegos y expresó su interés por contribuir al fortalecimiento de estas actividades deportivas.

Hoy se estará premiando a los ganadores en las diferentes disciplinas deportivas, entre ellas, fútbol sala, tiro de jabalina, carrera de 50, 100 y 400 metros, Gold Ball, entre otras.

(*) Estudiante.