elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Laura Chinchilla rechazó hoy "de manera firme y categórica" y calificó como un "irrespeto" las declaraciones hechas ayer por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien, entre otras cosas, afirmó que "el narcotráfico (está) dirigiendo la política exterior de Costa Rica".

Ortega hizo esas declaraciones en cadena nacional en el marco del litigo que mantiene con Costa Rica por las denuncias de San José sobre una "invasión" de militares nicaragüenses en la fronteriza Isla Calero, en el Caribe.

La Cancillería costarricense manifestó hoy en un comunicado que Ortega lanzó estas acusaciones "de manera temeraria (...) en su afán de distraer a su pueblo de la contundente derrota sufrida en el seno de la OEA, que le conminó a retirar las tropas que han invadido suelo costarricense".

El viernes, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución en la que se solicita tanto a Costa Rica como a Nicaragua iniciar un diálogo bilateral sobre el contencioso, pero se ordena también el retiro de cualquier personal armado de la zona en disputa.

Ortega aseguró que no retirará a sus tropas pues realizan acciones de combate al narcotráfico, y más bien señaló que su país valora retirarse de la OEA debido a esta situación. "En una actitud que busca justificar su irrespeto a la mayoritaria voluntad de paz y de entendimiento acordada el viernes por la OEA, el presidente Ortega irrespeta a países como Costa Rica, Panamá, Colombia, Guatemala, México y otras naciones del hemisferio que mantienen ingentes esfuerzos en su lucha contra el narcotráfico", señaló hoy la Cancillería.

Continúa lucha en instancias internacionales
"Costa Rica continuará la defensa de sus derechos soberanos en las instancias internacionales que correspondan, hasta lograr que los soldados nicaragüenses se retiren y detengan el destrozo ambiental sobre un humedal costarricense de características únicas", añade el comunicado.

Además, la Cancillería denunció lo que considera una "nueva amenaza" de Ortega, "esta vez, contra el costarricense Río Colorado, al anunciar solapadas acciones que podrían degradar dicho cauce", pues Ortega se refirió a la intención de Nicaragua de navegar y de aprovechar su caudal para que llene el fronterizo río San Juan en la época seca.

"Costa Rica, que en este conflicto ha dado muestras de tolerancia y entendimiento, reitera su respetuoso llamado a las autoridades nicaragüenses a la cordura y a evitar manifestaciones que agraven la situación", subrayó San José.

El gobierno de Costa Rica reiteró además su "disposición de dialogo" bilateral "tras el retiro de las tropas del Ejército de Nicaragua", para celebrar una reunión entre Chinchilla y Ortega el próximo 27 de noviembre.

Costa Rica y Nicaragua se encuentran enfrentados desde el pasado 21 de octubre, cuando San José denunció que Managua vertía los sedimentos de un dragado que realiza en el río San Juan en su territorio, asunto que el Gobierno de Ortega niega. Luego Costa Rica denunció la invasión de tropas, pero Managua asegura que sus soldados se mantienen en territorio soberano de Nicaragua.