•  |
  •  |
  • END

San José, Costa Rica

El canciller costarricense René Castro envió ayer una nota de protesta a Nicaragua por las declaraciones del presidente Daniel Ortega, quien vinculó la política exterior de Costa Rica con el narcotráfico y anunció que pedirá ante La Haya la navegación sobre el Río Colorado.

“El Gobierno de Costa Rica ha recibido con indignación las declaraciones formuladas ayer (sábado) por el señor Presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, atribuyendo a las autoridades costarricenses conexiones con el narcotráfico y anunciando además acciones destinadas a cuestionar la soberanía de Costa Rica en el río Colorado”, dice la nota de protesta.

La nota es firmada por Castro y dirigida a su homólogo de Nicaragua, Samuel Santos. La misma fue entregada en la residencia del embajador nicaragüense, Harold Rivas Reyes.

“Aunque el gobierno de Costa Rica ha procurado mantener relaciones correctas con el de Nicaragua, considera inadmisibles las manifestaciones del Presidente Ortega y las rechaza de modo enfático por faltar completamente a la verdad”, añade la protesta.

“Un desatino”, dice

En conferencia de prensa, el canciller Castro consideró como un desatino las declaraciones de Ortega, quien también amenazó con retirarse de la Organización de Estados Americanos.

Costa Rica considera que las declaraciones de Ortega se deben a la “derrota” sufrida en la OEA, donde el viernes por la noche el Consejo Permanente votó a favor de que no exista ninguna fuerza de seguridad en el sitio en disputa, mientras se negocia bilateralmente y se amojona la frontera.

“Pero nada de eso autoriza a que un presidente se lance al escenario periodístico internacional a lanzar insultos y cargos infundados a autoridades de países como Costa Rica”, añade la nota. En el documento, el canciller Castro pide explicaciones sobre lo dicho por Ortega, de que la política exterior costarricense es dirigida por el narcotráfico.

El canciller Castro también dijo que el anuncio de Ortega de acudir a La Haya para solicitar navegación en el Río Colorado, no tiene sustento jurídico porque el río es costarricense.

“Irrespetuoso y temerario”

En horas de la mañana, el gobierno costarricense rechazó a través de una nota de prensa “de manera firme y categórica” y calificó como un “irrespeto” las declaraciones del mandatario nicaragüense, pero fue hasta en horas de la noche que elevó la posición a una nota de protesta diplomática.

La Cancillería costarricense dijo que Ortega lanzó estas acusaciones “de manera temeraria (...) en su afán de distraer a su pueblo de la contundente derrota sufrida en el seno de la OEA, que le conminó a retirar las tropas que han invadido suelo costarricense”.

“En una actitud que busca justificar su irrespeto a la mayoritaria voluntad de paz y de entendimiento acordada el viernes por la OEA, el presidente Ortega irrespeta a países como Costa Rica, Panamá, Colombia, Guatemala, México y otras naciones del hemisferio que mantienen ingentes esfuerzos en su lucha contra el narcotráfico”, señala el comunicado.

La Cancillería calificó como una “nueva amenaza” de Ortega la navegación nicaragüense por el Colorado. “Costa Rica, que en este conflicto ha dado muestras de tolerancia y entendimiento, reitera su respetuoso llamado a las autoridades nicaragüenses a la cordura y a evitar manifestaciones que agraven la situación”, subrayó San José.

El Gobierno de Costa Rica reiteró además su “disposición de diálogo” bilateral “tras el retiro de las tropas del Ejército de Nicaragua”, para celebrar una reunión entre Chinchilla y Ortega el próximo 27 de noviembre.