•  |
  •  |
  • END

Mediante el operativo denominado “Frontera Segura”, la Policía Nacional quebró la logística de una banda de narcotraficantes que se movilizaba por vía terrestre y acuática por las costas de San Juan del Sur, Rivas y Granada.

Se obtuvo como resultado, la captura de once personas, la ocupación de seis mil 20 dólares y varios bienes e inmuebles, utilizados supuestamente para el trasiego de la droga. “Seguimos golpeando fuertemente a las estructuras del narcotráfico que quieren afincarse en nuestro país, hemos dado un golpe a la logística terrestre y acuática que estaban radicadas en San Juan del Sur, Rivas y Granada”, dijo la comisionada Mayor Vilma Reyes, Divulgadora de la Policía Nacional.

Los detenidos fueron identificados como Manuel Antonio Ponce Espinoza, de 35 años, cabecilla de la banda, su cónyuge, Paulina Monge Camacho, de 37, quien aparentemente se encargaba de las compras de vehículos y viviendas, Rufino Segundo Ponce de 56 años, padre de Ponce Espinoza, Jeyson Saduary Puracal de 33 años originario de la India, quien aparentemente era propietario de la empresa Remax utilizada para lavar el dinero por medio de compra-venta de bienes y raíces.

Así como Delvin de Jesús Bolaños, de 25 años, quien realizaba cuido y mantenimiento de las embarcaciones de Ponce Espinoza.

Manuel Antonio Flores Ramírez, de 31 años, Ronald Danilo Sánchez, de 35, Jader Antonio Hernández Velásquez, quien a pesar que se moviliza en sillas de ruedas era el encargado de trasladar las armas de fuego como parte de la logística para asegurar los cargamentos.

José Vicente Lanzas Espinoza, de 27 años, Omar Antonio Cerda Vílchez, de 36, guardaespalda de Ponce Espinoza y Róger Antonio Núñez Ponce, primo y testaferro de Ponce Espinoza, todos acusados por los delitos de transporte ilegal de estupefacientes en la modalidad internacional, crimen organizado, lavado de dinero y posesión ilegal de armas.

Incautan Lanchas rápidas

La Policía Nacional además ocupó cuatro lanchas rápidas, dos de ellas estaban caleteadas y con capacidad para almacenar 400 kilogramos de droga, cada una tenía más de 200 galones de gasolina y armadas con motores de alto rendimiento y vehículos donde encontraron partículas de cocaína.

Además se ocuparon seis viviendas, cuatro en San Juan del Sur y dos en Rivas.

En las viviendas allanadas se encontró “armas de alto calibre como la 0.40 en arma corta que es más letal que la conocida como nueve milímetro y escopeta calibre 12 así como miras telescópicas, radios de comunicación, celulares y GPS”, dijo la Comisionada Mayor Dora Isabel Galeano Gómez, jefa del Departamento Policial de Rivas.

“Tenemos información de que existe una lancha en Panamá que se iba a encargar de trasladar la droga hacia Nicaragua, pasando por Costa Rica y luego a altamar, por lo que realizamos la operación antes que se diera el trasiego”, dijo la Comisionada Mayor Glenda Zavala, Jefa de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, DAJ.

Antecedentes

Según la Comisionada Mayor Zavala, Ponce Espinoza era parte de una estructura que la Policía Nacional había desarticulado en enero de este año, dando como resultado la captura de 13 sujetos que se encuentran purgando pena por el delito de Crimen Organizado, a quienes se le incautaron 432 paquetes de cocaína con un peso de 474 mil 506.3 gramos.

La droga fue incautada en su momento al costarricense Juan Carlos Guido Bolandi en un hotel de Rivas. “Ezequiel Salazar Acuña era el que lideraba la organización y se encargaba de recibir la droga al costarricense Guido Bolandi en la frontera con Costa Rica y luego se trasladaba (la droga) a Managua para salir hacia el norte con destino a Guatemala”, dijo Zavala.

Auxilio Judicial le daba seguimiento a esta banda desde 2007, con Manuel Antonio Ponce Espinoza, su actual jefe.

Seguimos siendo el país más seguro

Este año se han desarticulado 14 estructuras ligados a la narcoactividad. “Vamos a seguir siendo el país más seguro en relación con otro país de la región, vamos a seguir golpeando al crimen organizado en las diferentes modalidades que se nos presenten”, dijo la Comisionada Mayor Glenda Zavala.

Ayer los acusados fueron llevados a los juzgados de Rivas para responder por la acusación que interpuso un fiscal de la Unidad Especializada Anticorrupción y Contra el Crimen Organizado, del Ministerio Público.

La maratónica acusación culminó a las 5: 30 de la tarde cuando el juez Diógenes Dávila, decidió cancelarla y posponerla a las 12: 30 del mediodía de hoy lunes, dónde dará a conocer si acepta o no la acusación.