Luis Galeano
  •  |
  •  |

Asomarse al zaguán de la Procuraduría General de la República, PGR, dedicado al episodio glosas emitidas por la Contraloría General de la República, CGR, por actos irregulares es verdaderamente triste y no sólo por la cantidad de millones de córdobas y dólares que ha perdido el Estado, sino porque en la historia, sólo 13 han sido los ex funcionarios  que han cancelado la multa impuesta en un monto total que sumado no llega  ni a 200 mil córdobas.

Sin embargo, el procurador Hernán Estrada ve como positivo el hecho de que al menos bajo su gestión, se haya iniciado un proceso de resarcimiento a los daños causados, pues antes de esta administración no existe antecedente de acción de la PGR, para cobrarlas.

Las glosas, de acuerdo con la Ley Orgánica de la CGR, son el producto de una responsabilidad civil que determina el ente fiscalizador, cuando como resultado de una auditoría gubernamental, se hubiera determinado que ha causado perjuicio económico al Estado, como consecuencia de la acción u omisión de los funcionarios públicos o privados, relacionados con el uso de los fondos públicos.

Información oficial de la PGR indica que desde 1997 hasta 2009, la Contraloría había emitido glosas hasta por la suma de 219 millones 246 mil 701 córdobas y 14 millones 667 mil 955 dólares. De ambos totales, en el caso de los córdobas habían sido amparados un millón 542 mil 131 córdobas, mientras que en dólares, los amparos alcanzaron 11 millones 697 mil 479.  Hasta la fecha, de acuerdo con la Procuraduría, hay 239 glosas emitidas por la CGR.

De ese total de glosas, han sido desvanecidas (disueltas o aclaradas) seis, que suman 282 mil 124 córdobas  y 5,437 dólares.

Pero lo más sorprendente y lamentable del informe de la PGR, cortado a octubre de este año, es que de ese grueso de millones de córdobas y de dólares que la CGR ha determinado deben ser resarcidos al Estado, solo 13 ex funcionarios han cumplido con el pago, juntando entre todos los pagos, un total de 235 mil 018 córdobas.

Los que pagaron
Esos 13 ex funcionarios, de acuerdo con la información de la PGR, decidieron algunos, pagar en cuotas sus asuntos pendientes aunque otros lo hicieron de una sola vez.
Gerarda Martínez Flores, pagó en 25 meses 59 mil 763 córdobas por glosas que le impusieron en un caso del extinto Banco Popular de Nicaragua. Le siguen Alejandro Carrión McDonugh, quien pagó en dos meses 34 mil córdobas que recibió de manera indebida cuando fungió como Director General de Inversiones y Promoción de Exportaciones del Ministerio de Economía y Desarrollo (MEDE) y ex Coordinador General de la Comisión Nacional de Promoción de Exportaciones (CNPE).

El tercero en la lista de ex funcionarios que han pagado glosas de monto mayor a menor, es el ex presidente de la Asamblea Nacional, Cairo Manuel López, quien en una sola cuota canceló 24 mil 435 córdobas.

Le siguen Alicia Martin, con 19 mil 836 córdobas, Francisco Mejía Selva, con 16 mil 899 córdobas,  Humberto Castro con 15 mil 384, el mismo Mejía Selva (por otro caso) con Claudia Barahona Chávez, enteraron 12 mil 409 córdobas, Armando González 11 mil 200, José Ernesto González 10 mil 62 córdobas, Martín Gómez 9 mil 329 córdobas, Esnhayre Laínez pagó 9 mil 24 córdobas y Modesta García, con 2 mil 685 córdobas.    

El amparo como escudo
“La muralla” más grande que tienen que saltar las entidades públicas para recuperar esos millones sustraídos de las arcas y que deberían de pagar los señalados por la CGR, son los recursos de amparo que han interpuesto decenas de ex funcionarios públicos, la mayoría de ellos de las administraciones de Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.

La PGR reporta un total de 168 recursos de amparo administrativos, que han sido notificados, de los cuales 89 corresponden a casos de presunción de responsabilidad penal y 79 con responsabilidad civil, que obligan al pago de glosas.

De los 168 recursos, la CSJ se ha pronunciado con lugar a la suspensión del acto en 158 y con no ha lugar a la suspensión del acto 10. La unidad de recuperación de glosas de la PGR, registra un total de 170 personas sujetas a pagos de glosas y que han sido notificadas oficialmente por la PGR. De acuerdo con el informe, se pueden ejercer acción de recuperación de glosas en 145 casos y en 25 no por estar amparados.

En relación con los 145 sancionados se han realizado las siguientes acciones.

- Con 17 se han suscrito arreglos extrajudiciales de pago.
- Con 12 se recibieron ofrecimientos de pagos unilaterales.
- Contra 11 se han interpuesto demandas ante los juzgados.
-Con el resto (105) se han iniciado otras acciones con el fin de hacer efectiva la recuperación de glosas.

“Ha habido un abuso”
El presidente de facto de la CGR, Guillermo Argüello Poessy, indicó que el Recurso de Amparo es un derecho que tienen todos los ciudadanos cuando sienten que el poder público, está ejerciendo disposiciones que violan sus derechos fundamentales, pero asegura que la figura ha sido utilizada exageradamente.

“Nosotros tenemos que respetar el derecho que tienen todas las personas a recurrir de amparo, lo que más afecta en esto es la llamada ‘suspensión del acto’, que ordenan en gran medida el Tribunal de Apelaciones de Managua y los del resto del país, porque paralizan las resoluciones de la CGR hasta cuando se anuncia la posible realización de una auditoría”, indicó.

“Ha habido casos en los que incluso, como uno en San Carlos, Río San Juan, un Tribunal de Apelaciones que además de ordenar la suspensión del acto hasta le cancelaron el derecho al Estado y eso provocó que la Corte revocara esa decisión y mandara a los magistrados a leer la Ley de Amparo”, añadió.

Y los números le dan la razón al colegiado en cuanto al uso indiscriminado de los recursos de amparo en contra de las resoluciones de la CGR. Un consolidado de ese instrumento proporcionado por el titular fáctico de la Contraloría cortado al 31 de octubre de éste año, indica que desde el año 2000 al 2010, se han interpuesto 1,596 recursos, de los cuales  solo han sido fallados 915, pendientes de fallarse 679, con lugar 118, sin lugar 141, improcedentes 6, desiertos 637, otros 7 y a favor de la CGR, 789.

“Esto demuestra el uso libre que se ha dado a este instrumento de derecho, pero que en ocasiones se usa para esquivar las responsabilidades”, dijo el contralor con período vencido.

¿Qué pasa que hay 13 ex funcionarios que se
convencieron de pagar la glosa y una gran cantidad que se resiste a ello? --le consultamos a Argüello Poessy— “Lo que pasa es que hay gente que considera que la decisión que tomamos se apega a la realidad y se aprestan a pagar, los otros creen que nos equivocamos, no tienen recursos para pagar o creen que no deben hacerlo”, responde.

 Estrada: “Por lo menos ya empezaron a pagar”
Para el procurador General de la República, Hernán Estrada, el solo hecho que existan una lista de funcionarios que si han pagado glosas, es un logro que se debe destacar, pues no existe antecedente de cobro.

“Aquí lo que se debe ver, es que antes no había autoridad en esta Procuraduría que procediera a realizar el cobro para lograr que se hiciera el pago, nosotros hemos puesto en marcha un plan y esos pocos ex funcionarios que pagaron ya son un hecho que nos fortalece para seguir haciendo el cobro con todos los demás”, dijo Estrada.

“Lo mismo estamos haciendo con los que debían a los bancos que quebraron y que hemos hecho público, ahora deben al Estado, los estamos llamando para que se dispongan a pagar, estamos realizando embargos, porque esa gente no sabía qué es deberle al Estado, ahora están en una lista de las Centrales de Riesgo, que les impide ser sujetos de crédito, mientras no finiquiten su situación frente al Estado”, añadió.

Estrada criticó la Sala Constitucional, por tener una mora de trabajo por la cual al igual que la Contraloría, han apelado a la CSJ, afín de que trabaje a tiempo completo y  evacuen los amparos que mantienen retenidos los cobros de millones de córdobas a favor del Estado.