•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

El ex magitrado liberal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Dámicis Sirias, quien se resistía a cumplir con el decreto 3-2010 del presidente Daniel Ortega, oficializó hoy su retorno a este órgano del Estado, al mismo tiempo, el contralor liberal Lino Hernández volvió hoy a su cargo en la Contraloría General de la República.

Sirias estuvo presente en el Supremo Tribunal, donde se encontraba reunido con su equipo en su despacho, después de que se le venciera su período el 11 de abril de este año.

De momento, Sirias no ha querido brindar declaraciones a los medios de comunicación, pero el vicepresidente de la CSJ, Marvin Aguilar, expresó esta mañana que Sirias ya había manifestado lo de su reintegro a otros colegas, aunque todavía no lo hubieran abordado en Corte Plena.

"El magistrado Sirias ya se lo comunicó a varios magistrados. Él regresará en el marco de la vigencia del artículo 201 de la Constitución Política de la República", afirmó el magistrado Aguilar.

Mientras, los demás magistrados liberales del Poder Judicial aseguraron que la decisión de Sirias es peronsal, lo que no significa que estén de acuerdo con ello, expresó Edgar Navas.

Tal como publicó este sábado EL NUEVO DIARIO, la decisión de Sirias de usurpar funciones en la Corte fue tomada dentro del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, “dizque para sumar fuerzas”, ya que están cinco a ocho en relación a los magistrados orteguistas.

Retorno de contralor liberal  "no es por hambre, ni porque la calle esté redura"
Por otro lado, el contralor liberal Lino Hernández, quien en este momento brinda una conferencia de prensa, había asegurado en diversas ocasiones que no regresaría bajo ninguna circunstancia a su cargo, pues estaría violentando la Constitución de la República, sin embargo, esta mañana se personó ante el presidente de facto de dicha institución, Guillermo Argüello Poessy para informarle que se estaba reintegrando a sus funciones.

Hernández explicó que su regreso a la contraloría "no es por hambre, ni porque la calle esté redura, si no, porque en el país nada cambia", aseguró el contralor en claras referencias a que el decreto 3-2010 ha sido acatado por todo el mundo y que las acciones de facto se mantienen más que las de derecho.

"No es una decisión fácil, la medité mucho con mi familia, conmigo mismo, se que voy a pagar un costo, sé que habia dicho que no iba a volver, pero la realidad es que las situaciones al parecer (de facto) se van a mantener y ante esa realidad no tengo más remedio que ceder", agregó.

De igual manera aclaró que esta nueva actitud se debe a una decisión personal y que no existe orientación de Arnoldo Alemán ni de otro líder del PLC de reincorporarse a su cargo. "Estoy aquí porque el consejo electoral sigue funcionando, la corte suprema, la procuraduría siguen funcionando y creo que mi voto en las decisiones que se tomen aquí en la contraloría son más útiles que mi ausencia", concluyó.

Al igual que Hernández, muy pronto se estaría reintegrando el contralor suplente Franciso Guerra.