•  |
  •  |
  • END

Representantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, señalaron que el maltrato sufrido por dos nacionales por autoridades de migración de Francia, no es el único y tienen otro caso reciente donde cuatro nicaragüenses más también fueron maltratadas por oficiales de ese país.

El doctor Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Cenidh, organización que pertenece a la Red Nicaragüense de Sociedad Civil para las Migraciones, señaló que algo común en estas denuncias es que la mayoría de las personas afectadas son personas de escasos recursos que en busca de mejores posibilidades de vida terminan en situaciones discriminatorias.

Indicó que en primer lugar está la requisa realizada por hombres a mujeres, seguido de hacer firmar a una persona un documento sin haberle explicado en su idioma y que haya comprendido lo que le hacen firmar sin que la persona entienda las implicaciones legales que podría tener, pues no es lo mismo una expulsión que una deportación.

“Esto no es nuevo y ocurre constantemente ya sea con oficiales de migración de México, Estados Unidos, Costa Rica, España o ahora Francia, por el simple hecho de que un oficial de migración especule o suponga la posibilidad de que él o la visitante quiere quedarse a trabajar en el país”, expresó Carrión, considerándolo una violación a los derechos humanos, sin derecho a apelar.

El jurista criticó que, según la denuncia, no se permitió a una de las afectadas contactar a las autoridades consulares en aquel país. Asimismo, menciona que la problemática de la migración de los nicaragüenses es por tener un gobierno que no proporciona seguridad económica, ni social, con lo cual prácticamente expulsa a sus conciudadanos.

Según la dirección de relaciones públicas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, hasta el momento no tiene ninguna denuncia de la situación vivida por las nicaragüenses y la única referencia es lo publicado en EL NUEVO DIARIO.

Por su parte, el señor Dominique Gautier, encargado de negocios de la embajada de Francia, declaró que no tenían conocimiento del caso, pero solicitarían información a Paris para poder valorar la existencia de una situación como ésta.