•  |
  •  |
  • END

El pasado fin de semana Google actualizó el Google Earth a partir de la versión 5, sin embargo, aún no compone los datos de Google Maps en relación al diferendo fronterizo entre Nicaragua y Costa Rica en la parte sureste de Nicaragua, en la desembocadura del Río San Juan.

Este conflicto de fronteras donde se ha visto involucrada la tecnología, en este caso los mapas de Google en Internet, ya lleva varios días y ha hecho que ambos países recurran a organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos, OEA, y hasta probablemente la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En tal sentido, y tras arreglar el Google Earth, esta transnacional del software por Internet, ha pedido públicamente que sus mapas no sean usados para fines militares porque son de otras fuentes “no confiables”.

La pregunta que queda en el vacío es: ¿por qué Google no actualiza el Maps? La respuesta es que Google vende una versión de Earth denominada “Pro” para el sector empresarial a un valor que se aproxima a los U$400, en tanto el Maps es una versión gratis en Internet que incluye muchas herramientas que han sido ampliamente criticadas por los países europeos y asiáticos como el “Street View”, porque aducen “viola la privacidad de sus ciudadanos”.

En el caso de la frontera sur de Nicaragua, lo único novedoso que ha añadido al Google Maps es que debajo del nombre de San Juan del Norte ahora sobresale el nombre de “San Juan de Nicaragua”.

Con esta acción Google arregló a medias, parte de su culpa que originó el conflicto internacional. Pero lo peor que enfrenta ahora el gigante de “la nube” es que entre muchos especialistas y sus fervientes usuarios, es que ha quedado la duda sobre lo infalible que es Google y todas sus herramientas y aplicaciones expuestas en Internet.


vayala@elnuevodiario.com.ni