•   BOGOTÁ  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, aseguró hoy que Nicaragua se ha equivocado con su decisión de no acatar la resolución en la que el organismo lo insta a dialogar sobre el litigio fronterizo que mantiene con Costa Rica. "Es una decisión equivocada, sobre todo por su fundamento", afirmó el chileno Insulza desde Washington en una entrevista con la emisora bogotana RCN.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) explicó que no es cierto, como lo ha interpretado Nicaragua, que el Consejo Permanente del organismo haya "entrado a determinar sobre el conflicto limítrofe" con Costa Rica. "La OEA, lo que les ha recomendado, es que se sienten a conversar", subrayó Insulza, quien defendió la conveniencia de que los dos países centroamericanos resuelvan de manera bilateral este litigio, con la previa retirada militar del territorio en disputa.

El gobierno costarricense ha denunciado que el nicaragüense desplegó tropas en la fronteriza Isla Calero, territorio caribeño cuya soberanía se disputan ambos países, dentro de una crisis binacional que se desató a finales de octubre pasado. Costa Rica rechazó entonces el supuesto vertido en su territorio, por parte de Nicaragua, de sedimentos dragados en el río San Juan, de soberanía de este segundo país.

En una resolución adoptada el pasado día 12, el Consejo Permanente de la OEA exhortó a la retirada de las tropas nicaragüenses en la zona en disputa e hizo un llamado al diálogo, teniendo en cuenta que Costa Rica no cuenta con Ejército desde 1948, cuando decidió prescindir del estamento militar.

"No es una resolución contra Nicaragua"
"Lo que corresponde más bien es que se acate la resolución", sostuvo Insulza, para defender que "no es una resolución contra Nicaragua, ni mucho menos". "Lo que se ha dicho es una cosa lo más razonable posible, y es que los dos países se sienten a conversar pronto y para eso se den garantías mutuas mínimas", enfatizó el secretario general de la OEA.

De no ser posible llevar esta crisis "de acuerdo con las normas de la OEA", Insulza observó que en el organismo puede convocar una "reunión de consulta de cancilleres y, a la luz del Pacto de Bogotá de 1948 (fundacional de la OEA), se puede acudir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas". Pero insistió en que la mejor manera de resolver esta cuestión "sería simplemente que cada uno se quede en sus puestos de observación y que este tema lo lleven a la Corte Internacional de Justicia o donde les parezca". "Nosotros lo que estamos tratando es de crear las condiciones para ello", aseguró Insulza.