•   MANAGUA Y BILWI  |
  •  |
  •  |
  • END

En estado delicado y con pronósticos reservados de vida estaba ayer en el Hospital de la Policía, “Carlos Roberto Huembes”, hasta el cierre de esta edición, uno de los tres policías que fueron baleados durante un enfrentamiento en contra de narcotraficantes en el sector de Simalila, comunidad de La Tronquera, del municipio de Waspam.

Oficiales de la Dirección de Droga Nacional y del Ejército este lunes en horas de la noche ejecutaron una operación conjunta en dicho sector, con el fin de frustrar un trasiego de droga. Pero en el lugar se produjo un intercambio de disparos con narcotraficantes, resultando los tres policías heridos.

La comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, dijo que hasta ayer no podía ampliar sobre las circunstancias y los detalles del caso, pero aseguró que dos de los heridos están fuera de peligro, no así uno de los oficiales que ayer llegaron a Managua para ser atendidos por especialistas.

Los oficiales heridos de gravedad son: Freddy Antonio López, Hernando Gutiérrez y Luis Alberto Romero. Reyes no detalló en qué parte del cuerpo los efectivos recibieron los disparos.

¿Una emboscada?

Un agente policial de Bilwi que solicitó el anonimato informó que los agentes antidrogas y soldados fueron embocados por los atacantes. La jefa policial no quiso pronunciarse sobre este señalamiento, pero el jefe de Relaciones Públicas del Ejército, coronel Juan Ramón Morales, negó que los integrantes del operativo hayan sido emboscados por los narcotraficantes.

“No ocurrió a manera de emboscada, el enfrentamiento no tomó por sorpresa a la Policía ni al Ejército. No conozco exactamente el lugar donde ocurrió el hecho, pero es una zona donde aparentemente hay pinares y cosas por el estilo allí; además, no resultó ningún soldado herido”, aseveró Morales.

La comisionada Reyes expresó que de momento no se había capturado a ningún narcotraficante, pero que las operaciones conjuntas con el Ejército continuaban en este sector para dar con el paradero de los maleantes.

Por su parte, el segundo jefe de la Policía de la RAAN, comisionado José Huete, se limitó a decir que algo pasó y que el comisionado mayor Julio Rugama se trasladó al lugar de los hechos a verificar la información.

De su lado, el jefe de la Fuerza Naval en esta región, capitán de corbeta José Castillo, declaró que no estaba enterado del operativo de la Policía ni de la emboscada en Bismuna.

Los jefes militares no pudieron especificar el número de narcotraficantes que atacaron a los miembros de ambas instituciones, y tampoco pudieron descartar que en este caso los pobladores del sector hayan apoyado a los criminales como ocurrió en la comunidad de Walpasiksa.