•  |
  •  |
  • END

Especialistas en comunicación y Derechos Humanos consideraron dudas razonables en cuanto al conflicto Nicaragua-Costra Rica, en el tema del Río San Juan, y los intereses políticos que se sostienen tras el mandatario Daniel Ortega, por lo que el oficialismo tilda hasta de vende patria y traidores a medios de comunicación independientes, a los que ni se les invita a las actividades gubernamentales.

El director del Departamento de Comunicación de la UCA, Gonzalo Norori, expresó que en este tema que envuelve a todo el país ha hecho falta que se transparenten más los datos e información de lo que ha estado ocurriendo y cómo ha evolucionado.

“Alguien tenía que hacerlo, pero la pregunta es si era el momento indicado para comenzar a dragar el río. Lo cierto es que se hizo, y ahora hay que ver si hasta ahí se va a llegar o si el dragado tendrá un objetivo más allá de lo evidente en función de la región. Si de repente sólo se draga el río sin aprovechar la obra en alguna medida, será evidente que sólo fue algún tipo de espectáculo mediático”

“Es importante que el gobierno lidere el estado de opinión alrededor del conflicto, pero esto tiene múltiples ribetes más allá de la indiscutible soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan”, dijo, sin obviar que en el tema de nuestra soberanía, la situación no es tan básica, en blanco y negro.

De acuerdo con Norori, en medio de señalamientos de un posible aprovechamiento de la situación para réditos políticos pensados en una reelección presidencial, el mandatario no puede reducirse a mensajes verticales, sino también debe escuchar planteamientos y estar dispuesto a contestar para aplacar rumores. De lo contrario, aumenta el número de especulaciones.

Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, destacó que en ningún momento en los medios se está discutiendo la soberanía del Río San Juan. Lo que se cuestiona es la utilización del conflicto diplomático para intereses políticos particulares.

Indicó que antes ocuparon el tema Alemán y Bolaños para distraer la atención.

Ahora Ortega hasta conformó un gabinete, con todos los poderes del Estado, donde él es la máxima autoridad”. Ningún artículo de la Constitución le da esa facultad, más que en situación de Estado de Emergencia, que debe ser declarado por la Asamblea Nacional, y donde igualmente tiene sus límites, expuso.

“No nos sorprendamos con las pancartas que ahora dicen ‘El Río San Juan es Nica: Daniel Ortega 2011’” expresó el abogado del Cenidh, señalando que las situaciones no tienen nada que ver la una con la otra, pero el mensaje es evidente.