•  |
  •  |
  • END

Los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, reafirmaron ayer su preocupación por la situación política que vive Nicaragua, a través de una mensaje pastoral donde destacan que la “Ley sigue siendo paradójicamente un mecanismo para legitimar abusos y hacer pasar por legal lo que es ilegal”.

Derecho, Estado y Poder al servicio de ambiciones personales

“…el derecho parece ser cada vez más un instrumento para legalizar en modo artificioso las estructuras de poder y las ambiciones personales; el Estado da la impresión de ser un entramado de instituciones de intereses particulares y de grupo. Toda esta situación tiene graves repercusiones para el desarrollo económico del país, la solución sostenida de los grandes problemas sociales y la gobernabilidad estable a largo plazo”, se lee en el documento que prepararon luego de una reunión de tres días en el Convento de las Monjas, ubicado en San Marcos, Carazo.

El documento, leído ayer en conferencia de prensa, por el secretario de la CEN, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, señala que “el momento que atraviesa Nicaragua se vuelve aún más complejo, dado que los grupos y partidos existentes no logran interpretar los anhelos de gran parte de la población y colaborar constructiva y responsablemente en la dinámica de la democracia”.

El escrito hace referencia a un texto apostólico, para recordar que “los partidos políticos han de promover todo lo que, a juicio suyo, se requiera para el bien común; pero en ningún caso traten de anteponer sus propios intereses al bien común (Gaudium et Spes, 75)”.

En ese sentido, exhortan a la clase política a “superar viejos esquemas que han dañado el país, permitiendo a un grupo de privilegiados decidir el destino de todos”.

“Deben renunciar a seguir concibiendo la política como medio para obtener privilegios sociales y ventajas económicas, y abrirse progresivamente a los grande valores evangélicos (…) que favorecen la práctica de la política con espíritu de servicio (cf. Christifideles laici, 42)”.

Situación actual del país

Sobre la “situación actual del país”, el documento indica que desde la última carta pastoral publicada en abril, “la realidad social y política de Nicaragua lamentablemente no ha mejorado, antes bien algunas de las situaciones a las que nos referíamos continúan agravándose”.

El documento firmado por los nueve jerarcas de la Iglesia Católica, encabezados por el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo José Brenes Solórzano, manifiesta una clara inquietud porque el “derecho” está siendo “instrumento” de “intereses personales”, lo cual consideran, tendrá repercusión sobre el desarrollo económico de Nicaragua.

Soberanía sin olvidarse de problemas nacionales

También reafirman la “absoluta soberanía de Nicaragua sobre el Río San Juan como algo indiscutible e innegociable para el país”. Sin embargo, manifiestan su preocupación porque la polémica territorial con Costa Rica, distrae la atención del gobierno y de los ciudadanos lo que puede llevar “a ignorar y no afrontar los graves problemas internos de la nación”.

“Los problemas socioeconómicos, la crisis institucional no resuelta, y el reto de un año electoral a las puertas, nos exigen a todos atención y responsabilidad para colaborar, cada uno desde sus propias posibilidades, sin minimizar las situación y sin caer en la resignación, en la búsqueda de caminos de solución para tan graves dificultades que afectan el presente y el futuro del país”, se lee en el texto.

La Iglesia tiene derecho a su verdad moral

El mensaje pastoral explica, ante todo, que “la palabra de la Iglesia, en materia social y política no es una intrusión abusiva, sino un servicio a la formación de las conciencias en la política”.

“La Iglesia tiene el derecho de ser para el hombre, maestra de la verdad de fe; no sólo de la verdad del dogma, sino también de la verdad moral que brota de la misma naturaleza humana y del Evangelio (cf. Dignitatis humanae, 14; Veritatis Splendor, 27, 64, 110)”, se lee en la primera parte del mensaje religioso.

Última reunión del año

El mensaje pastoral es la conclusión de un encuentro de tres días que sostuvieron los nueve jerarcas de la Iglesia Católica y que corresponde a la última reunión del año, realizada en San Marcos, Carazo.

La posición de la CEN se presenta en momentos cuando la legalidad institucional del Estado es cuestionada, debido a que 25 funcionarios públicos y de los poderes del Estado, se mantienen en sus cargos respaldos por un decreto ejecutivo que usurpa las funciones del Poder Legislativo, y en momentos que el presidente Daniel Ortega es cuestionado por la ambición e insistencia de reelegirse, pese a que la Constitución Política prohíbe la reelección consecutiva.