Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

En una amenaza seria para el Estado, por la posibilidad del uso de un vasto territorio para realizar operaciones ilícitas, como corredor de narcotraficantes o para ejecutar acciones armadas contra el gobierno, podrían constituirse pequeños grupos armados, que se encuentran en una zona rural, que se localiza entre lugares denominados Risco de Oro y Kukalaya arriba, la cual, comparten Rosita, Bonanza, Waspam y Puerto Cabezas, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

La razón de lo anterior se fundamenta, primero, por un supuesto control que por la vía de la intimidación, violencia y atrocidad, ejercen unos tres grupos armados --de 6 a 10 sujetos cada uno-- en el lugar.

Y porque a esa zona, reveló una fuente vinculada a las estructuras de inteligencia del Ejército de Nicaragua, desde la dirección del norte, que apunta a Honduras, llegan aeronaves monomotor que sobrevuelan sobre todo por las noches y a baja altura, al parecer, para descargar algo, y luego alzan vuelo en trayectoria hacia el sur, en busca de Prinzapolka, Bluefields y posiblemente territorio costarricense.

Líderes naturales de ese territorio, cuyas identidades omitimos por razones obvias, coinciden en que desde esas selvas del Caribe, se transportan cantidades de droga vía Waspam, Rosita y Puerto Cabezas.

Mensajes de muerte a políticos

Llama la atención que dirigentes políticos del partido en el gobierno en Las Minas, aseguran recibir mensajes de amenazas de muerte de los armados.

Les advierten que no hagan presencia para campaña política en esa zona, porque los matarán, revelándose de esa manera que detrás de la conformación de esos grupos también existe un perfil político.

Los grupos, encabezados uno por un tal “Gallo Rojo”, y otro por “Gilberto” y “Arístides”, empuñan AK, escopetas, rifles calibre 22, y revólveres.

Estos se movilizan entre 17 comunidades, separadas por dos a cuatro horas de camino, y pobladas de familias mestizas que han llegado del norte y centro del país, cuya área se estima en unos dos mil kilómetros cuadrados.

El mayor tiempo, los grupos la pasan en las comarcas Suklingtigny, Wakambay, Uniwás, San José de Kukalaya y el Black. En este último lugar, a uno de esos grupos se le atribuye la ejecución atroz --el 13 de octubre-- de los hermanos Rider y Euladio Bravo González, de 21 y 14 años, respectivamente.