Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua es uno de los países donde el Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos, registra atentados contra la integridad física de los defensores, que han sufrido amenazas y agresiones.

Esto se plantea en el informe anual 2010 “Perseverancia del Testimonio”, del Observatorio, compuesto por la Organización Internacional contra la Tortura, y la Federación Internacional de los Derechos Humanos, en el cual se especifica que las defensores de los derechos de las mujeres volvieron a ser objeto de ataque, en particular en el contexto de denuncia de violencia contra las mujeres y la reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos, situación que nuestro país comparte con Colombia, Guatemala y México.

En tanto, la inseguridad que enfrentan los periodistas comprometidos en la denuncia de violaciones de derechos humanos, así como la denuncia de la corrupción, resultó preocupante tanto en Nicaragua como en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Haití y México.

Durante la presentación del informe, la doctora Vilma Núñez, Presidenta del Cenidh, dijo que hace algunos años Nicaragua no aparecía en el informe anual, pero por la situación actual, aparece mencionada consecutivamente en los tres últimos años.

Entre los caso recopilados durante 2009, se registró el ataque contra los periodista Mario Sánchez y Héctor Calero, además de Norwin Solano, abogado del Cenidh. Asimismo, contra representantes de organizaciones civiles como el Centro de Investigaciones para la Comunicación, Cinco, la Coordinadora Civil, el Cenidh, el Movimiento Autónomo de Mujeres, la Comisión Permanente de Derechos Humanos y la Red de Mujeres contra la Violencia, entre otros. A unos, los grupos pro gobierno organizados, les impidieron la libre circulación y los atacaron físicamente, a otros los han amenazado.

Los ataques se extienden a organizaciones juveniles como el Grupo No, Puente, Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional y Red de Jóvenes Nicaragüita.

Gobierno: “Son grupos particulares”

La doctora Núñez consideró una desfachatez la posición del representante del gobierno del presidente Daniel Ortega, durante las exposiciones del Examen Periódico Universal de las Naciones Unidas. Éste dijo que el gobierno no podía hacer nada al respecto ya que las agresiones venían de grupos que actuaban de manera particular, esto a pesar que son grupos organizados y arengados por el partido de gobierno.

Indicó que, hasta el momento, las denuncias por las agresiones en su mayoría nunca fueron procesadas por las autoridades tanto policiales como del Ministerio Público, siendo este otro tipo de ataque, esta vez por omisión, de todo el aparato estatal.

La presidenta del Cenidh recalcó que a pesar de las denuncias y las recomendaciones de organizaciones internacionales, Nicaragua sigue sin acatar los señalamientos.